Cuitláhuac García Jiménez, gobernador de Veracruz, indicó que durante este mes comenzará la aplicación de vacunas contra el covid, entre el personal médico de primera línea que atiende a los pacientes del coronavirus.

Será entre finales de enero y principios de febrero cuando comiencen a aplicarse las vacunas en todos los hospitales públicos de Veracruz, y para finales de febrero se espera que se esté vacunando al personal general que no atiende pacientes covid-19.

El día de hoy arribó al país un nuevo cargamento de vacunas de Pfizer–BioNTech, con 56 mil dosis que serán repartidas a varios estados en los próximos días.

Cuando las vacunas sean transportadas a Veracruz, comenzará la primera fase de vacunación en el estado, en los hospitales de los municipios que son focos rojos en contagios de covid.

Afirmó el mandatario que ya hay médicos veracruzanos que han recibido la vacuna, sin embargo, aclaró que son parte de los contingentes de personal que han viajado a la Ciudad de México para apoyar en los hospitales que se estaban viendo rebasados.

Indicó que su vacunación fue como gesto de generosidad por prestar sus servicios en la capital del país, en donde se decretó el semáforo rojo en la última semana de diciembre y en donde los contagios continúan aumentando.

Asimismo, dijo que hacia el mes de junio comenzará la aplicación de vacunas para maestros y personal docente del estado, debido a que, si entre los meses de abril y mayo se logra mantener el semáforo verde por al menos 4 semanas seguidas, podría comenzar el proceso de regreso a las aulas.

“Si en abril y mayo se obtienen 4 semáforos verdes continuos, entonces los maestros se vacunarían y en junio estarían regresando a clases”, indicó.

También dijo que para los meses de marzo y abril, cuando se haya vacunado al 100 por ciento del personal médico, comenzaría la fase de vacunación de la población en general de grupos vulnerables, empezando por personas de la tercera edad, como indica el calendario federal.

En este caso, personal de la Secretaría del Bienestar y Servidores de la Nación se organizarían en brigadas para informar y en su caso acompañar a las personas de la tercera edad a los centros de vacunación.

Esto debido a que esta secretaría cuenta con los datos y direcciones de las personas inscritas a los programas de apoyo para mayores de 60 años, por lo que así se aceleraría la vacunación entre este primer grupo de la sociedad.