En Tamaulipas se registró el primer caso detectado de la nueva cepa de la covid-19 denominada B117, informó el gobierno tamaulipeco. 

Gloria Molina Gamboa, titular de la Secretaría de Salud en Tamaulipas, indicó que se tomaron muestras a la persona que mostraba los síntomas  las cuales fueron enviadas al Laboratorio en la Ciudad de México, confirmándose que se trata de la nueva cepa B117.

La persona infectada es un hombre de 56 años de edad que el pasado día 29 de diciembre llegó a Matamoros procedente de Inglaterra.

La persona mostro síntomas por lo cual de acuerdo a la normatividad, fue solicitada a la federación el procesamiento de la muestra a fin de descartar la portación de cepas no conocidas en el país.

El resultado fue positivo a la nueva variante del SARS-CoV-2, que apareció por primera vez a mediados de septiembre en Reino Unido y que se ha convertido en la variante predominante en aquel país.

Molina Gamboa precisó que de forma inmediata se dio seguimiento a viajeros y tripulación del vuelo, resultando negativas las muestras procesadas, además de desplegar las acciones orientadas a mantener la vigilancia epidemiológica y el control de las fronteras a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

Insistió en su llamado a extremar las medidas preventivas como el uso del cubrebocas, el lavado frecuente de manos y quedarse en casa el mayor tiempo posible, ya que se ha confirmado que la mutación B117  es más contagiosa que la cepa original.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado que no hay ninguna evidencia de que la nueva cepa o variante del coronavirus identificada en el Reino Unido cause una infección más grave o afecte a la eficacia de los test de diagnóstico y vacunas disponibles.

Los responsables británicos han informado a la OMS "que no creen que esto tenga algún impacto en la vacuna", dijo la responsable de la célula técnica anticovid en la Organización, Maria Von Kerkhove, en una conferencia de prensa en Ginebra.

En cambio, la experta confirmó que la nueva cepa se transmitiría más fácilmente, lo que explica que en el Reino Unido la tasa de reproducción del virus (cuantas personas son contaminadas por cada infectado) haya pasado de 1.1 a 1.5 coincidiendo con la propagación de esta variante.