En 2020 el Congreso del Estado de Veracruz reformó la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, sin embargo no destinó recursos para la creación de una fiscalía especializada en combate a feminicidios, tal y como ahora establece el marco legal.

Este lunes la fiscal general de Veracruz, Verónica Hernández Giadans, reconoció que aunque el año pasado se realizaron cambios a la ley para establecer la creación de fiscalías especializadas contra el feminicidio en los 212 municipios del estado, no se ha podido avanzar por falta de presupuesto, afirmando que será un proyecto a largo plazo.

Luego de reconocer que Veracruz es segundo lugar nacional por casos de feminicidio, la funcionaria indicó que el establecimiento de estas fiscalías no se puede lograr en un año porque implica el reclutamiento de recursos humanos, contratar fiscales, auxiliares y peritos exclusivamente enfocados a investigar y atender casos de feminicidio. 

 

“Las reformas contemplan la posibilidad de que exista una fiscalía especializada en los 212 municipios pero por el recurso con que cuenta la Fiscalía no se puede en un año, se está fortaleciendo, pero no es un proceso rápido o fácil, espero este año contar con más capacitaciones”, dijo.  

 

Aun así, aseguró que la Fiscalía Coordinadora Especializada en Delitos Contra la Mujer tiene una perspectiva de género, ya que actualmente toda muerte violenta de mujer se inicia con el protocolo de feminicidio y posteriormente se determina si se reafirma el feminicidio o se tipifica como homicidio. 

 

“Hay una disposición y una nueva visión y compromiso”, aseguró.

 

Ello tras ser cuestionada sobre el exhorto de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para atender bajo esos parámetros los casos de Adriana López y Samara Arroyo, cuyos asesinatos consternaron a la opinión pública.