Un paciente que presuntamente tendría la nueva cepa del coronavirus B117 murió en Nuevo León, en tanto se estableció un filtro en el área internacional del aeropuerto de Monterrey.

Las autoridades de Salud en Nuevo León informaron que murió el paciente que presuntamente sería portador de la nueva cepa del coronavirus.

La muerte de la persona se registró en el hospital de Pemex, un nosocomio ubicado en el municipio de Cadereyta, unos 30 kilómetros al oriente de Monterrey. 

El secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos, explicó que el paciente fue internado, pero se complicó su salud con el paso de los días ya que tenía antecedentes de diabetes e hipertensión.

El paciente, el día 9 de diciembre, inició con síntomas; él tenía antecedentes de diabetes mellitus, hipertensión y obesidad, y empezó con síntomas el día 8

"Se hizo la prueba, la prueba PCR, en el centro de Salud terminal y se hicieron la prueba él y su esposa. El paciente empezó con fiebre, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolor de articulaciones, tos, dificultad respiratoria; el paciente fue atendido en un hospital de Pemex y fue evolucionando hacia el empeoramiento y falleció", comentó.

Mientras tanto, todavía se analiza si su caso corresponde a la nueva variante de covid que se originó en el Reino Unido, según el funcionario.

La similitud de la prueba fue del 96 por ciento, por lo que se espera la confirmación de la nueva cepa en Nuevo León, que ya tiene presencia en el estado de Tamaulipas.  

La prueba ha sido enviada al INDRE, mientras que se han tomado medidas extraordinarias en el aeropuerto internacional de Monterrey.

El filtro fue establecido en el área de migración en las llegadas internacionales y se busca contender la posible entrada de pacientes con esta nueva cepa del virus.