La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este miércoles la apertura de un nuevo juicio político contra el presidente saliente, Donald Trump, en esta ocasión bajo la acusación de "incitación a la insurrección" tras el asalto de la semana pasada al Capitolio por parte de una turba de sus seguidores, que dejó cinco muertos.

Con un total de 231 votos a favor, 221 demócratas y 10 republicanos, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la medida, la segunda vez contra el presidente Donald Trump.

Diez republicanos votaron por el juicio político, entre los que destacan Dan Newhouse de Washington; John Katko de Nueva York, Jamie Herrera Beutler de Washington, Adam Kinzinger de Illinois, Fred Upton de Michigan, Liz Cheney de Wyoming y Peter Meijer de Michigan.

Mientras, la oficina del líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, informó que los senadores no regresarán a sesionar antes del 19 de enero; con lo que se anula la posibilidad de llamar a una sesión para tratar el tema del juicio político contra el presidente Donald Trump.

La oficina añadió que McConnell aún no ha decidido si votará a favor de enjuiciar a Donald Trump, pero señaló que él estará dispuesto a escuchar los argumentos que presenten en el Senado cuando se aborde el tema.

Ante ello, no está claro si se podría realizar el proceso antes de que el mandatario deje la Presidencia. De ser encontrado culpable sería destituido y no podría buscar la Casa Blanca nuevamente.

Estados Unidos vive una tensión política sin precedentes recientes después del violento asalto al Capitolio de la pasada semana por una turba de seguidores de Trump, que dejó cinco muertos.

Todo ello a menos de una semana de que se lleve a cabo la ceremonia formal de traspaso de poder, prevista para el 20 de enero, en la que el demócrata Joe Biden asumirá la Presidencia.

EL DEBATE

La Cámara de Representantes de EU inició este miércoles su sesión en la que prevé votar por el nuevo juicio político contra el presidente Donald Trump tras el violento asalto al Capitolio de hace una semana perpetrado por una turba de sus seguidores, en el que murieron cinco personas.

Los demócratas, con mayoría en la Cámara Baja, buscarán hoy acusar al mandatario del cargo de "incitación a la insurrección".

El proceso iniciado en la Cámara Baja promete obligar al Senado a someter a Trump a un juicio político que se desarrollará cuando el presidente electo, el demócrata Joe Biden, ya esté en el poder, y que por tanto no tendrá como principal objetivo la destitución del mandatario sino su posible inhabilitación para ejercer futuros cargos políticos.

TRUMP, UN PELIGRO PARA EU: PELOSI

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, lanzó que Trump es "un peligro para la nación" y por ello se tiene que ir, durante su intervención en la que pugnó por someter al magnate a juicio político.

A su vez, congresistas republicanos señalaron que el impeachment es "temerario" e "insensato" y por ello debe ser rechazado "por el bien común".

El congresista republicano Andy Biggs dijo a los demócratas que llevar a juicio político a Trump será contraproducente. "Lo convertirán en un mártir", lanzó.

El representante líder de la mayoría demócrata Steny Hoyer se apoyó en las palabras de la republicana Liz Cheney, quien es la única republicana en el liderazgo que ha pedido la destitución del presidente Trump.

"Este juicio político debe ponerse en la perspectiva de lo que dijo el presidente republicano de la conferencia republicana", dijo Hoyer, refiriéndose a Cheney.

"Ella dijo que el presidente ... convocó a la turba, reunió a la turba y encendió la llama de ese ataque", continuó. "Nunca ha habido, dijo, una mayor traición por parte de un presidente ... de su cargo y su juramento a la Constitución".