La alianza en Veracruz entre el PAN, PRD y PRI para las elecciones de este 2021 es un hecho tanto en lo local como en lo federal, afirmó el senador de la República, Julen Rementería del Puerto.

Pese a la crítica y momentos de efervescencia en las negociaciones entre dirigentes partidistas de Veracruz, el panista afirma que la alianza es la única estrategia política para construir un contrapeso al gobierno de Morena, desde las cámaras legislativas y en las 212 alcaldías. 

“Me parece que en la suma de los esfuerzos se hace más cercano el triunfo y por supuesto que podemos aspirar a ganar más diputaciones y a que haya más gobiernos distintos a Morena, que es lo que nos ocupa conseguir”.

Sin embargo, Julen Rementería advirtió la importancia de dejar de lado disputas para alcanzar acuerdos que fortalezcan a los tres partidos políticos que participaran en la coalición “Va por México”.

Dejar de lado las disputas será importante para librar la contienda interna en el PAN y designar a los mejores candidatos en aquellos distritos y municipios donde el albiazul encabezará la alianza. Esto incluye el Puerto de Veracruz considerado “la joya de la corona” por la importancia en el poder político que acumula el panismo en la conurbación.

“Hay que tratar de no irnos al tema de la reflexión y abrir las viejas heridas y empezarlas a rascar. Yo creo que en este momento lo que hay que hacer es ir hacia adelante y lograr nuestro principal objetivo que en México sería ganar la mayor cantidad de las diputaciones federales y en lo local los congresos y las alcaldías”, afirmó.

Alianza puede conseguir mayoría en los distritos

Julen Rementería insiste en que ganar la mayoría de los espacios en el Congreso del Estado y el federal será clave para frenar las políticas impulsadas por los gobiernos morenistas que pasan por el tamiz de la legislatura.

“Yo creo que Veracruz necesita que se construya la alianza, que se logre porque creo que es la vía para poder contener o generar los equilibrios que decía yo en el Congreso y retener y adquirir la posibilidad de gobernar en otros muchos municipios en los que se pueda alcanzar”.

En Veracruz, afirma que se cuenta con el capital político suficiente para que la alianza entre el PAN, PRI y PRD concrete la victoria electoral en 17 de los 20 distritos electorales federales, así como una mayoría en el Congreso del Estado en el que se disputarán 30 espacios por voto directo de los electores.

“Si sumamos los votos que se pueden conseguir del PRD, del PAN y del PRI estaríamos en el orden federal, en los 19 distritos, prácticamente estaríamos, salvo dos que sí están muy complicados no habría prácticamente posibilidades, otro en el que estaríamos empatados y en 17 distritos ganaría la alianza, claro que es un tema bien importante”.

Negociación intensa para designación de candidaturas será librada

De momento, la alianza “Va Por México” se concretó formalmente en el ámbito de las elecciones federales, en donde se ha determinado que PRI-PAN y PRD irán juntos en 19 de los 20 distritos electorales.

“En los federales vamos en esta alianza prácticamente ya cerrada, vamos en 19 de 20 distritos, es una alianza que ha costado muchísimo trabajo porque han sido sobre todo el PRI y el PAN enemigos antagónicos, sobre todo en el tema municipal muy fuerte, con muchos desencuentros, y bueno, se va procesando”.

En el plano de las candidaturas por el Congreso del Estado se espera que la tendencia sea similar, aunque las negociaciones en este caso se viven de manera intensa. A penas el domingo 10 de enero una discusión entre los dirigentes partidistas provocó que el presidente estatal del PAN, Joaquín Guzmán Avilés, se levantara de las mesas de negociaciones.

El senador Rementería calificó este tipo de disputas como algo que se espera en estas negociaciones, ya que ninguno de los partidos políticos que participen pueden poner en riesgo su permanencia y sus intereses.

Lo importante, agregó, es que se mantenga la apertura al dialogo para lograr la resolución que mejor convenga a todas las partes.

“Lo que se está viendo es una disposición sí de las dirigencias, con sus jaloneos normales, porque al final las dirigencias tienen que atender a lo que la militancia y sus estructuras en sus distritos, más bien en los municipios les puede doler si se hace o no una alianza y quien encabeza”. 

Agregó que habrá que dejar claro que cada partido político deberá asumir la postulación en aquellos municipios y distritos en donde cuente con un mayor arraigo, para asegurar el triunfo en las urnas.

“De repente hay zonas claramente marcadas para un partido, en donde pareciera que el otro en la alianza no llevaría nada. Por ejemplo, es el caso de los distritos de Veracruz, del puerto, de Boca del Río, en donde claramente el municipio lo está comandando el PAN, los locales igual, y las federales también, entonces se está discutiendo si se puede llegar a la alianza municipal porque el dicho de otros partidos es que no se pueden quedar sin representación de nada”.

En el caso de las elecciones a la presidencia municipal, el senador dijo que se prevé que la alianza sea parcial, es decir, sólo en un cuarto de los 212 municipios del estado. Sin embargo, afirmó que para que ninguno de los partidos políticos pierda representatividad en los gobiernos municipales, cada uno postulará a su planilla de candidatos a regidores.

“La alianza puede proponer al candidato a alcalde y al candidato al síndico y lo repite con otros partidos, pero luego las planillas de regidores cada uno lleva la suya, de forma que si yo voto por el PAN estaré votando por el candidato a alcalde y síndico y por la planilla del PAN; el PRI en un caso de una alianza estaría votando por el mismo candidato a alcalde y sindico que en el otro caso y por la planilla del PRI”.

Pugna interna será institucional

A pesar de la alianza con el PRI y el PRD, el PAN mantendrá la costumbre de escoger al candidato que postule en un proceso interno que se decidirá por el voto directo de los militantes.

En la ciudad de Veracruz, el padrón de militantes panistas es de 2 mil 350 personas, quienes deberán emitir su voto en una jornada que se planea para el 14 de febrero.

El senador Julen Rementería del Puerto reconoció que existe una disputa fuerte entre dos grupos políticos dominantes dentro del PAN para ganar la postulación por la alcaldía del Puerto de Veracruz, el que apoya a su hijo Bingen Rementería del Puerto y el que respalda a Miguel Ángel Yunes Márquez, excandidato a la gubernatura e hijo del exgobernador, Miguel Ángel Yunes Linares.

“Yo estoy consciente de que en la vida democrática se pierde y se gana, a mí me ha tocado perder y ganar, yo creo que debiera entenderse así, no tenemos -esto lo digo a título personal-, ningún tipo de resquemor ni ninguna reticencia anterior, yo no tengo absolutamente ningún problema, lo que sí hay es una contienda fuerte, a mí me parece que hoy en día hay una contienda que se tiene que dirimir en la vida interna”.

Rementería del Puerto se dijo confiado en que el PAN podrá librar una contienda interna sin conflictos que pongan en riesgo la unidad política que se requiere para enfrentar a los gobiernos morenistas.

“Entiendo que no se puede extinguir al adversario, no es mi intensión, por supuesto, lo que creo que debemos hacer es buscar que se den en el ejercicio democrático lo menos complicado posible, porque fácil no está con los menos tiranteos o broncas posibles para que lo podamos resolver por la vía institucional”.

Mal gobierno impulsará voto en favor de PAN-PRI-PRD

Julen Rementería admitió que será difícil convencer al electorado de la intensión de que el PAN, PRI y PRD competirán juntos, sin embargo, dijo, se tiene a favor el malestar general de la población por un mal gobierno y la necesidad de fortalecer el contrapeso en el ámbito legislativo.

En lo local, Rementería del Puerto dijo que existe una postura de sumisión del Congreso del Estado hacia el gobernador Cuitláhuac García Jiménez para aprobar iniciativas de reforma que son contraproducentes o un retroceso para la vida pública.

La reforma político-electoral que desaparecía los consejos municipales para las elecciones locales y ponía a la mitad el subsidio a los partidos políticos, que fue revocada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), es solo un ejemplo de la necesidad de congresistas de oposición que exijan un alto a este tipo de decisiones.

Otros temas en donde afirma que ha fallado el Gobierno del Estado es en las medidas que puedan intentar ayudar a paliar la crisis sanitaria, el presupuesto y su distribución, así como en el tema de atención a hospitales y promoción turística.

En el plano federal, Julen Rementería señaló que la situación es similar e incluso dicta la línea para que se implementen las políticas públicas en el Gobierno del Estado; lo que motiva a los partidos de la alianza “Va Por México” a dejar sus diferencias de lado para conformar un mismo bloque opositor.