Amatlán de los Reyes, Ver.- Un hombre de 85 años permaneció herido por 24 horas después de caer en una pendiente de 6 metros en el municipio de Amatlán de los Reyes; sobrevivió al frío de la región gracias a sus dos perros que nunca lo abandonaron.

El sobreviviente es el señor Elías Herrera Aquino, quien fue localizado por Bomberos Municipales de Amatlán la mañana de este martes 19 de enero, unas horas después de reanudar su búsqueda que inició un día antes.

Los hechos ocurrieron en el municipio de Amatlán luego de que saliera de la vivienda familiar para dar un paseo acompañado por sus dos perros, en la colonia Zacatipan, la mañana del 18 de enero.

Sin embargo, el hombre, quien tiene problemas de motricidad, de vista, de oído y del habla a raíz de una embolia que sufrió, no volvió a ser visto por sus parientes.

Al ver que a las 14:00 horas no había regresado, sus familiares comenzaron a buscarlo en las inmediaciones; cuando dieron las 18:00 horas sin localizarlo, pidieron el apoyo de las autoridades.

Bomberos de Amatlán y personal de Protección Civil se abocaron entonces a la búsqueda de don Elías, pero al caer la noche sin tener rastro de su paradero decidieron suspender por seguridad.

A primera hora de la mañana de este 19 de enero se reanudó la búsqueda, gracias a que uno de los rescatistas llevaba un perro escucharon cómo éste ladraba y otros perros le respondían.

A las 11:48 horas de este 19 de enero lograron ubicar a don Elías, a quien encontraron cerca del río y a donde fue a parar al resbalar por la pendiente, en donde quedó golpeado y con frío, acompañado de sus dos perros, quienes no lo abandonaron.

Gustavo Arragán Sainz, comandante de Bomberos y Paramédicos de Amatlán, señaló que el señor Elías les comentó que los escuchó buscarlo el día anterior, pero aunque los llamó no lo oían a él debido a que la embolia que sufrió le impide hablar correctamente.

“Lo que nos contó es que salió a caminar, pero no ve con un ojo y el otro tiene visión limitada, además de las demás secuelas que presenta por la embolia, y en determinado momento se desorientó y terminó cayendo por una pendiente y quedó junto al río y adolorido por los golpes de la caída”.

A pesar de que el frío fue intenso durante la noche, el adulto mayor afortunadamente no presentó signos de hipotermia, únicamente lesiones en las manos y espalda.

El rescate no fue fácil, pues el suelo de la pendiente era resbaloso y se hundía, por lo que el señor tuvo que ser amarrado a una camilla e izado desde arriba.

Tras su rescate, paramédicos de la Cruz Roja a cargo de Héctor Solís lo trasladaron al Hospital Civil de Yanga, donde su estado es reportado como estable.