Veracruz, Ver.-  "Te estás arriesgando y la gente no entiende, entonces hay veces que ya no le encuentras sentido a las cosas", comenta César con la voz de alguien resignado a lidiar todos los días con al menos un caso sospechoso de Covid-19.

César Rodrigo Herrera Huerta es coordinador de Servicios en Bomberos Conurbados de la zona Veracruz-Boca del Río. Hace 15 años comenzó a trabajar como parte del grupo de paramédicos, con el que vio pasar cientos de desastres naturalesaccidentes y percances que acontecieron en el puerto, sin embargo, la pandemia del covid rompió con todos los paradigmas que aprendió a lo largo del tiempo.

 

"En la academia te preparan para este tipo de situaciones, pero creo que jamás te imaginas pasar una pandemia de este tipo", dijo.

 

Aún recuerda aquella vez que atendió a uno de sus primeros pacientes de covid; la persona presentó síntomas graves y fue trasladado en la ambulancia hacia un hospital.

Al mirar hacia la ventana, notó que en la playa había personas que hacían caso omiso de las indicaciones sanitarias. Desde ahí comprendió que la situación para ellos no mejoraría, al menos durante un par de meses más.

 

"Si la gente viera como está un paciente que tú llegas y tiene covid, el esfuerzo y desgaste físico que presentan, la desesperación de la familia al ver su sufrimiento y que llegues a un hospital y que te digan que no lo bajes o que no lo pueden recibir... si la gente viera eso quizás existiría mayor conciencia", comentó.

 

El inicio de la pandemia marcó un antes y un después para el grupo de Bomberos Conurbados, desde entonces dejaron de ver a sus familias y el trabajo de atención de servicios aumentó al doble, al igual que el riesgo al que se exponen en cada emergencia que atienden.

 

También tomaron más cursos y capacitaciones para estar a la altura de cualquier situación, crearon su propio sistema de control covid para llevar un orden sobre las personas que atienden y diseñaron su equipo de protección.

 

Bomberos con mayor riesgo a contraer covid

En la puerta de la central de Bomberos de Boca del RíoDaniel recibe a las pocas visitas con un filtro sanitario por el que todas las personas deben pasar, pues sabe que si uno de sus compañeros llega a contagiarse de covid podría poner en riesgo a todo el equipo.

 

 

Lo mismo aplica para todas las emergencias a las que acuden, ya que están expuestos a mayor contagio al estar en constante movimiento en diferentes zonas de la ciudad.

 

"Se crearon protocolos para la identificación de posibles casos, así como protocolos internos para la protección del personal", contó Herrera Huerta.

 

Dentro de la cabina Daniel se encarga de monitorear cada llamada que llega; durante los últimos días de diciembre y principios de enero la institución atendió entre cinco y ocho llamadas de emergencia relacionadas como probables síntomas Covid-19.

 

También atendió un fallecimiento por día derivado del aumento de contagios que se registró, dijo el presidente del patronato de Bomberos Conurbados, Antonio Chedraui Bolado.

Dentro de ese espacio de no más de dos metros de largo por uno y medio de ancho llevan la vigilancia de las zonas con más incidencia de personas con probables síntomas de covid.

También utilizan un cuestionario patológico que sirve para identificar a los pacientes que presentan sintomatología relacionada con el virus. Desde el inicio de la pandemia hasta el día de hoy llevan registrados mil 689 casos analizados.

Estos protocolos los implementaron debido a que muchos de los pacientes mienten al solicitar el servicio, negando tener los padecimientos que causa el covid.

 

"La gente miente, te ocultan síntomas (...) y cuando llega la ambulancia y pues tiene toda la sintomatología y es una exposición al personal", aseveró Herrera Huerta.

 

Hasta el momento solo seis bomberos fueron diagnosticados con covid, de los cuales cuatro ya recibieron el alta médica y dos siguen en recuperación. Todos estos casos de contagios se realizaron fuera de la institución, pues los enfermos se encontraban en su periodo de vacaciones.

 

Piden ser considerados para vacuna del covid

Derivado de que diariamente conviven con probables sospechosos de coronavirus, el grupo de bomberos solicitó que 15 de los paramédicos sean candidatos a la vacuna contra el covid.

 

"En el tema de las vacunas no hemos sido notificados, hasta hace un par de días que nos pidieron una relación del personal, pero en realidad en el esquema de vacunación no fuimos considerados dentro de la primera línea, siendo que los pacientes no llegan solos", argumentó César.

 

De igual manera recalcó que desde el inicio de la pandemia no cuentan con la ayuda de ninguna institución gubernamental, por lo que tienen que cubrir los gastos de insumos de protección, los cuales tuvieron un aumento considerable en la emergencia sanitaria.

Por esta razón tuvieron que crear su propia cápsula de protección para trasladar a los pacientes con covid.

 

"Los bomberos visitan casas, van a fugas de gas y están expuestos a contagiarse", dijo Herrera Huerta.

 

Hasta el momento el estado de Veracruz cuenta con 47 mil 28 casos confirmados y seis mil 627 defunciones, lo que ocasionó un nuevo retroceso en la actualización del semáforo de riesgo epidemiológico que realiza la Secretaría de Salud federal.

El puerto de Veracruz acumula un total de nueve mil 890 casos positivos y mil 200 defunciones, por lo que el riesgo de contagio sigue aumentando.

La zona conurbada Veracruz-Boca del Río acumula un total de 11 mil 56 casos positivos y mil 345 defunciones, por lo que el riesgo de contagio sigue aumentando. Una gran parte de estos pacientes son atendidos por el cuerpo de bomberos y paramédicos de la Cruz Roja, quienes se arriesgan todos los días para cumplir con su labor.