De nueva cuenta el empresario Alejandro Cossío Hernández se encuentra envuelto en la polémica. El exdiputado local por el PAN en la LVIII legislatura y representante legal de la empresa IMHOTEP Asesores y Comercializadores, proveedora de la Secretaría de Salud, fue evidenciado internacionalmente.

La semana pasada anunció la compra de 2 millones de aplicaciones de la vacuna rusa Sputnik V, sin embargo, este fin de semana lo desmintió el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), fideicomiso autónomo de la Federación Rusa para financiar el fármaco.

Mediante un comunicado el RDIF también rechazó la supuesta venta de los derechos para distribuir de forma exclusiva el biológico contra el virus SARS-Cov2 en México y América Latina.

A la par, el gobierno de Nuevo León también negó estar en negociaciones con Cossío para comprarle algunas vacunas de su lote. El mandatario, Jaime Rodríguez, dijo que buscarán negociar directamente con las distintas farmacéuticas que desarrollaron productos contra el virus.

Pese a ello, Cossío sostiene que el contrato se realizó a través de una de sus empresas en Estados Unidos y la distribución de la Sputnik V comenzaría en marzo, si la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprueba su uso en México.

También falta que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, emita un decreto que permita a la iniciativa privada vender fármacos contra el virus. En entrevista, el veracruzano incluso aseguró que 2 alcaldes del Estado le han enviado documentos para cotizar la compra de algunas dosis.

Se trata del presidente municipal del PRI en Orizaba, Igor Rojí y el presidente municipal de Coscomatepec, Raúl Hermida, quienes públicamente afirman que de ser necesario comprarán vacunas a la iniciativa privada para beneficiar a los ciudadanos de sus municipios.

 

CONTROVERTIDO HISTORIAL

Esta no es la primera polémica de Alejandro Cossio, originario de Xalapa y quien  de 1998 al 2000 coordinó la bancada del PAN en el Congreso del Estado, cargo al que llegó por la vía de representación proporcional.

En el Congreso Cossío fue Vocal de la Comisión de Gobernación e integrante de la Comisión de Vigilancia.

En 1997 contendió como candidato a la diputación federal y buscó la presidencia municipal de Xalapa; además de fungir como Secretario General y delegado del blanquiazul en la capital del Estado. Manteniendo su filiación partidista, Cossio fungió como delegado de la Secretaría de Economía en Veracruz, durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

Su carrera política siempre ha estado respaldada por su vocación de empresario como proveedor de fármacos e insumos médicos en Veracruz y otras entidades. A la fecha asegura contar con filiales en toda Latinoamérica.

Pese a ello, recientemente tuvo un desencuentro con el Gobierno veracruzano debido a la falta de pagos que reclamó por supuestos incumplimientos de pago durante el sexenio de Javier Duarte, siendo calificado por “pillo” y “coyote”.

 

COSSÍO COYOTEABA: YUNES

En 2018, debido a la falta de pagos de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares por la supuesta deuda heredada, Alejandro Cossio, junto con los empresarios Jesús Castañeda Nevarez, Óscar y Noé Pérez Hernández, formaron la agrupación “Empresas SOS” para reclamar la liquidación de adeudos al Gobierno de Veracruz.

Esta condujo a la “toma” de las oficinas del Gobernador en Palacio de Gobierno, lo que derivó en el desalojo por parte de la Policía Estatal y la Ayudantía del Mandatario con uso de la fuerza.

El 18 de julio de 2018, un día después de los hechos, Miguel Ángel Yunes calificaría a Cossío de ser “coyote” con contratos en la Secretaría de Salud, siendo denunciado por el secretario de Salud, Arturo Irán Suárez Villa.

“Uno de los que se dice empresarios, no es empresario, es coyote, él coyoteaba contratos en el sector salud y se llevaba una comisión, como se acostumbraba en la administración anterior, contratos en el sector salud y se llevaba una comisión” afirmó Yunes en rueda de prensa.

 

“Muchos de estos pillos que querían cobrarle al Gobierno se ahuyentaron y ya no se presentaron, algunos otros se presentaron (...) De los 40 mil millones de pesos que querían que pagaran los veracruzanos, si acaso lo que queda vigente son 300 millones de pesos, pero nada que ver con estos señores que se dicen empresarios”, agregó.

 

 

En ese entonces, la Fiscalía General del Estado inició una investigación en contra de Cossío por supuestas irregularidades. El organismo lo citó para comparecer el 18 de julio de 2018, pero el empresario no acudió a la cita argumentando un problema de salud, siendo representado por una asesora legal.

El empresario reaccionó a la denuncia y por medio de su abogada, Itzel Jurado Ortiz, acusó a Suárez Villa y al director administrativo de dicha dependencia, Miguel Ángel García Ramírez, de conducirse “dolosamente y con falsedad”.

Y es que la defensora señaló que ambos colaboradores presentaron la denuncia a partir de lo publicado en un medio de comunicación. En su opinión, las acusaciones eran constitutivas “de un ilícito penal”, al carecer de fundamentos y ser dolosas, puesto que carecían de sustento.

 

“La Fiscalía no cumplió con la obligación que le impone el Código Nacional de Procedimientos Penales, de recibir denuncias solamente sobre hechos que puedan constituir delitos, además del deber de iniciar una investigación penal solo cuando tenga conocimiento de la existencia de un hecho que la Ley señale como delito”, planteó la abogada.

 

Cossío igual acusó a Suarez Villa y García Ramírez de proceder por instrucciones de Miguel Ángel Yunes Linares para deslindar al gobierno de Yunes Linares de los pagos pendientes por 49 millones de pesos con NRA S.A. de C.V, compañía en la que fungió como asesor en la administración de Javier Duarte.

El 16 de agosto, en respuesta a las acusaciones de Yunes Linares, el empresario anunció que instalaría en Plaza Lerdo de Xalapa un cronómetro con cuenta regresiva para el fin del gobierno en vigor y el inicio de la gestión de Cuitláhuac García Jiménez.

El 21 de agosto de 2018 el equipo fue instalado con un costo de 900 pesos diarios que desembolsó a lo largo de tres meses y 10 días mientras concluía el bienio. La disputa terminó con una verbena popular en Plaza Lerdo, para celebrar la salida de Yunes Linares del Poder Ejecutivo.

 

ASIGNACIONES DIRECTAS CON LA 4T

De 2015 a la fecha, la dependencia emitió cinco contratos de servicios a beneficio de una empresa de Cossío Hernández, por un monto de 22 millones 155 mil 101 pesos. Es el caso de la adjudicación directa por excepción de ley 2015-0220 por un monto de 12 millones 359 mil 923 pesos por concepto de un millón 767 mil piezas de “gel lubricante”, con fecha 2 de diciembre de 2015.

El 17 de agosto de 2016, la empresa ganó otro contrato, ahora por 188 mil 049 pesos, por la compra de 150 envases de Clorhidrato de Granisetron y de 2 mil 76 envases de Topiramato, ambos para beneficio de la Secretaría de Salud de Veracruz.

Con el inicio de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, la Secretaría de Salud excluyó durante 2017 y 2018 a Imhotep de asignación de contratos, sin embargo, con el arranque de la gestión de Cuitláhuac García Jiménez de nuevo contendió por convenios con los Servicios de Salud.

Así, la Cuarta Transformación emitió a favor de Imhotep el contrato 313/2019 relativo a la licitación pública LA-930010996-E3-2019, por concepto de material de curación por un monto de 293 mil 067 pesos con fecha 13 de diciembre de 2019.

Aparte del 189/2019, relativo a la licitación LPN-103T00000-016-19 por 8 millones 030 mil 220.76 peso, por la compra de medicamentos y material de curación.

Además, dio en adjudicación directa por excepción el contrato 147/2019 a favor de Imhotep por 1 millón 283 mil 841 pesos por concepto de material de curación emitido el 30 de julio de 2019.

 

RUSOS NIEGAN TRATOS CON COSSIO

El inicio de 2021 permitió a Cossío reaparecer en medios y nuevamente en la polémica.

 

“Reitero: tengo dos millones de vacunas, tenía porque en este momento me quedan 300 mil; ya están comprometidas con diversos gobiernos de los estados y organismos empresariales que nos han enviado ya su interés”, mencionó en entrevista.

 

Así, indicó que a partir de febrero comenzaría la distribución de la vacuna y a partir de marzo podría ofertar el resto de las dosis.

Además, en alusión al Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, el empresario reprochó que dicho funcionario anunció que “investigará” la procedencia legal del biológico, en lugar de trabajar al lado del presidente de la República.

Cossío Hernández aclaró que la contratación de las vacunas no fue con el Gobierno Ruso, sino con los representantes del “holding” encargado de la investigación y la producción de la vacuna.

“Tengo los documentos avalados ante notarios y están los contratos hechos” añadió subrayando que también emprendió negociaciones con AstraZeneca y Pfizer para comprar más biológicos.

De acuerdo con el empresario, la Sputnik V se ofrecerá a un costo de 30 dólares al sector público y 35 dólares, al sector privado, esto es, de entre 700 a 800 pesos por dosis que incluye dos aplicaciones con 18 días de diferencia.