La madrugada del 16 septiembre de 2020, un comerciante –dueño de una mueblería- fue secuestrado en el municipio de Río Blanco, en la región de las Altas Montañas. A cuatro meses de su búsqueda, el hombre fue localizado sin vida: semienterrado en el patio trasero de una vivienda. 

Días después que el comerciante fue privado de la libertad, su familia fue contactada por sus secuestradores: Emanuel “N” y Ricardo “N”. Para devolverlo con vida, les dijeron, debían entregar cinco millones de pesos. Sin embargo, las negociaciones no prosperaron.

Sin noticias se pasaron los meses. Septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2020. Angustiados, los familiares del comerciante se presentaron ante la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS)para pedir ayuda. Y así comenzaron las tareas de investigación.

El 21 de enero de 2021, los secuestradores y la familia de la víctima acordaron el pago del rescate (menor a los cinco millones iniciales). El lugar acordado fue en la comunidad de Jalapilla, en Ixtaczoquitlán, ubicado menos de10 kilómetros de Río Blanco. Allí Emanuel “N” y Ricardo “N” fueron detenidos por elementos de la UECS y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).  

 

Tras sus capturas, los secuestradores confesarían todo. Su víctima fue asesinada y semienterrada en un domicilio del municipio de Tlilapan, en la comunidad El Potrero (a 11 kilómetros de Río Blanco). Peritos acudieron a las coordenadas dadas por los plagiarios y hallaron el cadáver de la víctima, quien estaba cubierto con cal y en estado de putrefacción.

El sábado 23 de enero los detenidos fueron puestos a disposición de un juez de control e imputados por el delito de secuestro agravado, dentro del proceso penal 05/2021. Ambos permanecerán recluidos dos años en el penal de Amatlán de los Reyes hasta que su juicio concluya. El 29 de enero se llevará a cabo la audiencia de vinculación a proceso.  

De acuerdo con informes policiales, Emanuel “N”, alias “El chicles” tiene 19 años de edad, es originario del municipio de Orizaba y tenía empleo como repartidor. El otro detenido es Ricardo “N”, de 23 años de edad, un comerciante con domicilio en Rafael Delgado.