Minatitlán, Ver. – Como un acto irresponsable, la regidora Erika Burgoa calificó la celebración de una fiesta de quince años en la que participaron más de 300 invitados en el municipio de Minatitlán, mismo que fue suspendido por elementos policiacos la noche del sábado 23 de enero.

Fue a través de una denuncia anónima que se alertó a las autoridades, sobre la fiesta que se realizaba en la calle 5 de febrero de la colonia Miguel Hidalgo.

 

“No están viendo el número de defunciones y es lamentable que vean que este virus no respeta estratos sociales ni si eres funcionario público. Por eso realmente tenemos que ponernos a pensar en protegernos, usar cubrebocas, gel antibacterial y sobre todo guardar la sana distancia”, indicó la funcionaria con la comisión de Turismo y eventos sociales en el municipio petrolero.

 

Dijo que en las reuniones de salud pública municipal que realizan diariamente solicitará más patrullajes para evitar estos festejos. Ya que argumentó, no se pueden permitir más eventos de este tipo.

 

"Que los elementos municipales se hagan cargo de los rondines, sabemos que lo están haciendo, pero es necesario que se refuercen con Cofepris y pues así evitar que se realicen estos eventos, que al final dependen de la conciencia de las personas que no deben hacerlo", reiteró.

 

Hasta el último corte de la Secretaria de Salud con fecha 24 de enero, Minatitlan tenía un total de mil 465 contagios de covid-19 y 257 defunciones.