Ciudad de México.- La icónica biblioteca José Vasconcelos inaugurada bajo el gobierno de Vicente Fox en mayo de 2006  fue el escenario de un capítulo de la serie Monarca.

De acuerdo con Reforma, la popular serie de Netflix producida por Salma Hayek y los hermanos Rovzar pagó a la Secretaría Cultura 311 mil 110 pesos para poder realizar la grabación de unos de sus capítulos.

La grabación se realizó el 28 y 29 de enero del año pasado, con la autorización de la Secretaría de Cultura encabezada por Alejandra Frausto.

En 2007, uno año después de su inauguración la megabiblioteca ya había sido escenario de un desfile realizado por El Palacio de Hierro para un catálogo, dicho evento desencadeno en la renuncia del director de Bibliotecas, Saúl Juárez.

Tras este escándalo se creó una comisión investigadora la cual fue encabezada por Alfonso Suárez del Real, quien en su momento era presidente de la comisión Cultura, hoy es actual secretario de Gobierno en la administración de la jefe de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

En aquella ocasión Suárez del Real acusó a los panistas de violar el reglamento de la Red de Bibliotecas.

"Las instalaciones, así como el mobiliario, equipo y acervo, serán de uso exclusivo de la biblioteca pública, por lo que ninguna persona o institución ajena a la misma podrá disponer o hacer uso de ellos para actividades que no sean los que a su naturaleza corresponde'', señala el reglamento de Bibliotecas.

A 13 años de este escándalo, el gobierno actual permitió la grabación de un capítulo de la serie Monarca para un desfile de modas y la presentación de un tequila que son parte de la trama basada en narcotráfico y corrupción.

El pasado uno de enero Netflix estrenó la segunda temporada de Monarca.

VASCONCELOS PROYECTO COSTOSO

Este espacio fue proyectado como la biblioteca más grande de la Ciudad de México, aunque fue uno de los fracasos presupuestales más grandes.

La inversión inicial estaba proyectada en 954 millones de pesos, pero terminó costado dos mil millones de pesos, más del doble.

El acervo de los dos millones de libros no se logró, pero la principal falla que padeció fueron filtraciones en cada lluvia, que causó el daño de algunos libros.