El hombre de confianza del gobernador y líder de la bancada de Morena en Veracruz pide autocrítica y humildad a los militantes de su partido. Las elecciones de 2021 se aproximan y con ello, asegura, el reto más difícil para el movimiento de izquierda. 

Juan Javier Gómez Cazarín suelta con acento sureño una frase que parece obvia, pero que él sostiene es necesaria de repetir. “El presidente Andrés Manuel ya no estará en la boleta (electoral). Lo más importante en nuestro proyecto de nación es darle gobernabilidad y rumbo a este país. Nos debemos de poner de acuerdo”. 

Sus palabras no son infundadas. El legislador sabe de una pugna férrea en Morena por la presidencia del Comité Directivo Estatal (CDE), donde dos aspirantes levantan la mano: Esteban Ramírez Zepeta y Gonzalo Vicencio Flores. Cazarín opina al respecto y lo hace sin medias tintas.  

“Somos un partido de izquierda, donde siempre se ha respetado la democracia y la libre expresión, siempre y cuando sea de manera pacífica y respetuosa. Desafortunadamente el proceso de Morena ha sido difícil”. 

“Lo que nosotros queremos es que sea pronto (la determinación del CEN), que se respete a todas las personas del Comité Directivo Estatal, hasta al propio Gonzalo Vicencio, que funge como secretario del partido”, comparte. 

El originario de Hueyapan de Ocampo reconoce que la intervención del CEN de Morena llegó “un poco tarde” a Veracruz, pero también afirma que han retomado el rumbo del partido y que pronto habrá noticias desde el centro del país. Y con esa inercia respalda a Esteban Ramírez, otro político sureño cercano al gobernador, Cuitláhuac García Jiménez.

“De todos nuestros líderes, el único que ha recorrido todo el estado es Esteban Ramírez, quien tiene todo el respaldo de nosotros. Respeto también como compañero a Gonzalo Vicencio, pero creo que es el tiempo de que Esteban llegue. No obstante, trabajaremos con la persona que delegue el CEN Nacional”, dice. 

-Se habla de que Gonzalo Vicencio puede ser expulsado de Morena, ¿respalda esa posibilidad?-

“Yo respeto las decisiones del CEN, de la comisión de Honor y Justicia del partido y acataré lo que ellos digan. Respeto al compañero (Vicencio) y siempre estoy en la disposición de sumar. Pero tampoco queremos gente de mal proceder en Morena”, responde. 

Después de estos planteamientos, el morenista hace una pausa en su agenda y habla durante 30 minutos sobre los retos para Morena y la alianza con PVEM-PT; sus rivales: PAN-PRI-PRD; los errores y aciertos en la 65 Legislatura, y lo que conlleva ser la persona a quien el gobernador llama por teléfono en momentos complicados. 

“Autocrítica y humildad, clave para vencer al PRIAN” 

Gómez Cazarín se refiere a las elecciones del próximo 6 de junio, como el reto más difícil de Morena, desde su primera elección en Veracruz (2016). “Hay amigos que dicen que la elección de 2018 fue difícil, pero para mí fue la más fácil porque Obrador nos hizo ganar a muchos, entre ellos a mí”.

En ese sentido, subraya que el primer objetivo de su partido será permanecer en el gobierno en los 17 municipios que ganó en 2017, entre ellos la capital, Xalapa, el puerto de Coatzacoalcos, Minatitlán, Poza Rica y hasta el municipio más pobre de la entidad, Mixtla de Altamirano

“A mí me gustaría decirte que vamos a ganar todo, pero vamos por un 90 por ciento del territorio. De los 17 municipios, Morena repetirá en un 95 por ciento y vamos a quitarles muchos municipios a la oposición”, vaticina. 

Según los números del legislador, mientras la aprobación de López Obrador ronda los 73 puntos, la marca de Morena en Veracruz no pasa de los 35. “Estamos a la mitad de aprobación de lo que maneja el presidente, pero por encima del PAN, PRI y PRD, el PRIAN. Estos partidos que se tuvieron que quitar la máscara y unirse porque ya no les da para competir solos”, afirma. 

Cazarín apuesta por la autocrítica y reconoce que alcaldes morenistas han actuado con soberbia, al asegurar que sus triunfos en 2017 no derivaron del factor López Obrador. “Yo he hablado con alcaldes y les he dicho que estoy en contra de ese pensamiento, deben de ser humildes. Sin la lucha de Obrador, ellos jamás hubieran sido alcaldes”.

En ese sentido, el también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del congreso local, gira su silla y señala hacia un cuadro con la imagen del presidente

“Hay que seguir su ejemplo. Puedes notar que ahora ya no hay botellas de licores finos en esta oficina; no se ha comprado ni un solo automóvil. Somos el único congreso del país que no ha aumentado su presupuesto. Este último año le descontamos 50 millones, con un ahorro en tres años de casi 200 millones de pesos”, sostiene. 

Gómez Cazarín no pasa por alto algunas críticas al gobierno morenista.
 
-Se había dicho que Morena no permitiría la reelección, sin embargo, está ocurriendo-, se le plantea. 

“Para empezar Morena es un partido que apenas tiene cinco años, un partido nuevo. La realidad es que nos hacen falta más cuadros políticos. Es difícil buscar y encontrar gente comprometida”, responde y acepta que al menos 30 diputados buscarán reelegirse, incluido él y algunos más de su partido. 

-Se le cuestionó sobre su forma de hacer política, tras filtrarse una foto donde ata las agujetas de un diputado del PRI. ¿Qué hay detrás de esa foto? 

“Cuando es asesinado Juan Carlos Molina (noviembre 2019), fuimos la mayor parte de los diputados a su sepelio. Estábamos en una gasolinera y yo vi que el diputado Jorge Moreno casi se tropieza con las agujetas de su zapato, entonces caminé hacia él y le amarré los zapatos”. 

“No voy a decir nombre, pero en la mesa yo le pedí por favor a un diputado que no publicara la fotografía. Yo estoy acostumbrado a esto, así me criaron, a pedir la bendición a mi madrina, a mi padrino. Me molestó que en redes le dieran otro cause a la fotografía.  Quien filtró la foto fue un compañero de otro partido, él bien sabe de quién hablo”.

-A Morena se le critica por tomar decisiones improvisadas y designar funcionarios sin experiencia-. 

“Cuando llegué a ser diputado no sabía ni qué era la Jucopo (Junta de Coordinación Política), pero recibí el respaldo de mis compañeros y esa falta de experiencia se resolvió con trabajo y más trabajo. Soy una persona inquieta, que a veces duerme tres horas al día”. 

El morenista relata cómo en los últimos cuatro años pasó de la iniciativa privada, donde fue gerente y vendedor de autos en la empresa Volkswagen, a ser ahora el encargado de negociar o “cabildear” propuestas del ejecutivo en el Congreso, donde Morena no posee mayoría absoluta. 

“A mí me gusta el futbol, ver a mis Águilas del América, disfrutar a mi familia y estar en mi pueblo. Pero la política me ha robado la vida”, comparte. 

-La legislatura ha sufrido reveses en decretos aprobados, incluso desde la Suprema Corte, ¿qué ha aprendido de estos tropiezos-

“Ha sido pesado. Sobre la Reforma Electoral que fue rebotada, digo que nunca el (Máximo) tribunal se había pronunciado sobre los procesos legislativos. Lo más difícil de entender es que lo hizo ya que estaba el proceso electoral para tratar de revertir la situación. La realidad es que aquí había sido aprobada, y así como quitamos dinero al Congreso, queríamos quitarles dinero a los partidos, principalmente a los líderes, que solo se hacen millonarios. 

“Hubo otro (revés) a la Ley de Comunicación Social, que es algo que se trabajó con Comunicación Social. Vamos a ser más atentos, pero hemos aprobado infinidad de iniciativas en favor de los ciudadanos, como la de la Guardia Nacional, reforma en Materia educativa, del Insabi y muchas otras”. 

En noviembre de 2020, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidaron el Decreto 576 que promulgó la Reforma Electoral de Veracruz, que, entre otras cosas, buscaba la reducción de prerrogativas a partidos políticos, la desaparición de consejos municipales. 

La decisión de la SCJN fue emitida debido a que se violó el proceso legislativo y no se dio una consulta a los pueblos originarios, para hacer cambios en la carta constitucional. En consecuencia, los comicios del 6 de junio del 2021 se tendrán que regir con las reglas que eran válidas antes de la reforma constitucional.

-¿Hay alguna acción legislativa que destaque en su ejercicio como diputado?- "Sí. Haber retirado al exfiscal, Jorge “N”, quien estaba coludido, que escondía carpetas, ha sido lo más importante".

Con esa respuesta se cumplen 30 minutos de entrevista. Juan Javier Gómez se afloja el nudo de su corbata guinda y pone un playlist de la agrupación Junior Klan para regresar a sus pendientes en el celular.