Veracruz, Ver.- Hace un año los habitantes del fraccionamiento Proletariado en la zona norte del municipio de Veracruz, tienen que comprar pipas de agua para realizar sus labores domésticas, ya que el suministro fue cortado por Grupo MAS debido a que la zona no se encuentra municipalizada.

Esta situación inició a la par que la pandemia del covid-19, por lo que aseguran complica aún más la situación, en especial para los adultos mayores, quienes tienen que acarrear cubetas de agua en una llave comunitaria que se encuentra al final de la calle.

La falta de este servicio también pone en riesgo la salud de los colonos, pues debido a la emergencia sanitaria tienen que consumir con mayor frecuencia el agua, para lavarse las manos y para desinfectar sus casas. 

Debido a este problema se unieron para adquirir pipas, esto les genera un gasto de entre 200 y 300 pesos semanales. Son alrededor de 300 viviendas quienes están pasando por la misma situación.

“Hemos tocado puertas desde que estaba Grupo SAS y nos dijo que no nos podían dar el suministro porque ni siquiera aparecemos en el plano”, contó Antonia Pérez Rodríguez, representantes de colonos del Proletariado.

Además de la falta de agua, otro de los problemas que derivaron de esto son los robos constantes a los que se enfrentan, aseguran que, incluso los ladrones han robado tinacos que se encuentran vacíos, hay veces en las que se llevan las bombas y el mismo agua que compran.

“Se roban las tapas, tinacos, el agua de tu propio tinaco. A mi vecina le han robado el agua, así como las tuberías de cobre y la Marina aquí casi no se mete y cuando le hablas tarda en llegar”, dijo uno de los habitantes.

El alumbrado público es otra de las afectaciones que aquejan a los vecinos. En algunos casos son los propios habitantes quienes tienen que poner sus lámparas para iluminar sus casas por las noches. 

A pesar de que pagan los recibos de predial y siguen abonando mensualmente por el crédito Infonavit, aseguran que este instituto hace años se deslindó de toda responsabilidad, así como el Ayuntamiento y los dueños de la constructora.

De igual manera, aseveraron que el Infonavit y la constructora siguen vendiendo las casas que están abandonadas, a pesar de las irregularidades que tiene el fraccionamiento, aprovechándose de la necesidad de las personas. 

24 años de lucha

Antonia Pérez Rodríguez es una de las habitantes con más años en el fraccionamiento, dice que desde un inicio la entrega de las casas estuvo rodeada de muchas irregularidades. Muchos de los predios fueron otorgados por medio del sindicato y el Infonavit, en aquel entonces las personas desconocían que eran propietarios de estos inmuebles.

“A la colonia llegamos engañados por los gestores, nos prometieron muchas cosas, nos presentaron el plano y todo lo que se iba a hacer, lamentablemente las casas no estaban construidas, metimos papeles a Infonavit y supuestamente fuimos aprobados, pensamos que iba a ser una construcción grande”, contó.

En los inicios el predio donde se encontraban las casas estaba completamente abandonado, los carros no circulaban, por lo que se tenia que llegar caminando, los servicios eran ineficientes, las calles no estaban pavimentadas, mientras que la energía eléctrica y la limpia pública fueron los habitantes quienes gestionaron para que llegara hasta la colonia.

La constructora responsable de realizar estas viviendas en aquel entonces se llamaba Granito, la cual tiempo después cambió su razón social a GRAYTO CONSTRUCCIONES SA. DE .CV. ahora la misma empresa realizó otras dos obras de condóminos en la misma zona, las tres sin estar municipalizadas. 

Estas compañías son propiedad de Tomas Tejeda Cruz, líder Estatal de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), en el 2006 también fue diputado local del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el cual fue señalado por haber recibido varias concesiones de taxis por parte del exgobernador Javier Duarte de Ochoa.

Actualmente su hija Rosa del Carmen Tejeda Martínez funge como representante legal de esta constructora, los cuales aseguran los habitantes se deslindaron de toda responsabilidad. 

“Esa persona ya no nos da la cara. En un momento nos estuvo apoyando con agua, pero estaban verdes, se comprometió a mandarnos agua todo el mes de diciembre y nada más fueron tres días y el agua estaba muy sucia, mucha gente le agarró pica pica, se les infectó la piel”, aseveró.

Interponen proceso jurídico contra Infonavit

El día 4 de febrero lideres vecinales de seis fraccionamientos, incluidos el Proletariado interpusieron un proceso jurídico contra el Infonavit, los habitantes de estas zonas alegan que la institución sigue brindando permisos a constructoras que no están regularizadas. 

Entre los presentes estuvieron integrantes del Movimiento Civil Independiente (MOCi) y habitantes de los Fraccionamientos de Colinas de Santa Fe, Costa Dorada, Campanario, Sotavento, Proletariado y Fracc. Exsome.

Todos ellos se encuentran pasando por la misma situación, irregularidad en sus viviendas, inseguridad, carencia de servicios, por lo que solicitaron al Infonavit tener una mesa de diálogo para discutir esta problemática que lleva años y que los mantuvo en el olvido y viviendo entre carencias.

Ayuntamiento avanza municipalización

El director de Obras Públicas del Ayuntamiento de Veracruz, Luis Román Campa Pérez, dijo que los problemas de municipalización como los que enfrenta el fraccionamiento Proletariado se gestaron en administraciones anteriores.

Sin embargo, afirmó que el actual gobierno municipal siempre se ha demostrado voluntad para solucionar el problema.

Señaló que se hizo un análisis para determinar cuál es la situación de todos los fraccionamientos, para que en la medida del grado de complejidad ir avanzando en la solución.

Detalló que en aquellos donde las fallas eran menores, se logró avanzar con las empresas constructoras para concluir la municipalización.

En otros casos, detalló que se detectó que había fraccionamientos con municipalización parciales, que habían concluido el trámite en algunos servicios o zonas, lo que permite al municipio buscar esquemas para continuar el proceso.

Sin embargo, existen casos graves, en donde se busca un esquema de trabajo con las empresas inmobiliarias y el Infonavit para resolver las quejas de vecinos.

Campa Pérez rechazó que el Ayuntamiento pueda realizar inversiones en fraccionamientos sin municipalizar, ya que hacerlo implica que la autoridad municipal incurre en desvío de recursos.

Sin embargo, dijo que se apoya a residentes con servicios que son brindados por personal del municipio, como limpia pública, mantenimiento de áreas verdes, desazolves y reparación de luminarias.