Veracruz, Ver.- La pandemia de covid-19 pone fin a 96 años ininterrumpidos de la celebración del Carnaval de Veracruz, considerada la fiesta popular más importante en la zona conurbada y uno de los festejos con más tradición en el estado.

Para este 2021, autoridades del Ayuntamiento de Veracruz anunciaron que los festejos se llevarán a cabo de forma virtual, con transmisiones de actividades representativas de las fiestas que se verán en las cuentas oficiales de las redes sociales del gobierno municipal y del Comité de Carnaval.

Los festejos que atraían a miles de porteños y turistas, como los desfiles de carros alegóricos, los conciertos masivos y coronaciones de todos los integrantes de la corte real, así como el entierro de Juan Carnaval, serán eventos que no se verán.

Sin embargo, no solo es el impacto anímico que representa la suspensión de las fiestas de manera presencial, sino el golpe en lo económico que la cancelación de los eventos masivos debido a la emergencia sanitaria por coronavirus.

En la edición 95 del Carnaval de Veracruz celebrada durante el 2020, dejó una derrama económica de 270 millones de pesos a empresarios prestadores de servicios turísticos y comerciantes en general de la zona conurbada, de a acuerdo con el registro de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur).

Por su parte, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados en Veracruz (Canirac) reportó un saldo de 26 millones de pesos en ganancias, solo en establecimientos agremiados al organismo.

La ocupación hotelera que se alcanzó en el último Carnaval fue en promedio de 70 por ciento, con llenos totales en las habitaciones durante los días de fines de semana, de acuerdo con el reporte que se tuvo de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Veracruz.

De acuerdo con lo reportado por autoridades municipales, el Carnaval de Veracruz 2020 tuvo la participación de un millón de personas a los distintos eventos masivos que se realizaron; la cifra en los desfiles alcanzó los 135 mil asistentes, mientras que los conciertos se tuvo una asistencia promedio de 35 mil personas.

El presidente del Consejo Metropolitano de Turismo, Sergio Lois Heredia, dijo que lo percibido en Carnaval eran ganancias que permitían amortiguar una temporada considerada como baja, hasta antes de los estragos causados por la pandemia de covid-19, para los prestadores de servicios.

Para Lois Heredia, la decisión de la cancelación del Carnaval de Veracruz fue la mejor que se pudo tomar, debido a que no existían condiciones para llevar a cabo eventos que por sus características reúnen a miles de personas en un mismo sitio.

“Ahora sí que el carnaval es una víctima más del COVID, tengo entendido que habrá algunas actividades, eso significa que a pesar de que no se llevará de manera presencial, pues habrá una dinámica y no va a dejar de conmemorarse esta fiesta que es del veracruzano, esta fiesta que es de las personas que habitamos en Veracruz, este año no nos traerá turismo definitivamente, pero al menos se conmemorará”.