Veracruz, Ver.- En el proceso electoral interno que disputan los partidos políticos, cinco perfiles figuran como precandidatos a la alcaldía de Veracruz en las dos alianzas pactadas para participar en las elecciones de este 2021.

Se trata de cuatro hombres y una mujer, quienes buscan abanderar a sus partidos en las votaciones del 8 de junio, en el municipio que, con 457 mil 752 electores, representa el padrón electoral más abultado del estado.

La contienda interna en el caso del Partido Acción Nacional (PAN), que encabeza la alianza opositora integrada además por el PRI y el PRD "Va por Veracruz", se definirá este 14 de febrero, en un proceso de votación al que están convocados los miembros activos del partido.

En el caso de Morena, que encabeza la alianza con PT y PVEM, su proceso de selección de la candidata o el candidato se hará por asignación directa, bajo el método de la encuesta de popularidad.

En orden alfabético, LSR Veracruz presenta quiénes han levantado la mano para gobernar el puerto más importante de Veracruz.

BINGEN REMENTERÍA MOLINA (PAN)

Diputado local con licencia por el PAN en el distrito electoral XV. Llegó al Congreso del estado por votación directa en las elecciones del 2016 y tres años después participó en las urnas para ser reelegido en el cargo.

Es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de México (UNAM), con una especialidad en Administración y Finanzas en Bienes Raíces por el Instituto Tecnológico de México.

La experiencia legislativa que acumula hasta ahora cuenta su trayectoria política, ya que antes de eso se desarrolló en la iniciativa privada, sin figurar en la estructura de su partido hasta la primera postulación a un cargo.

Sin embargo, el legislador local es hijo del exalcalde de Veracruz y Senador de la República, Julen Rementería del Puerto, quien se ubica como el militante panista con el cargo público de mayor relevancia en la actualidad.

Es también sobrino del exalcalde priista del puerto de Veracruz, Jon Rementería Sempé, quien sustituyó en el cargo a su padre en el 2007.

CARLOS USCANGA SÁNCHEZ (MORENA)

Antes de su participación en el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Carlos Israel Uscanga Sánchez, participó como miembro de otros partidos políticos. Entre el 2011 y el 2013 fue director de Comercio del Ayuntamiento de Boca del Río, con el priista Salvador Manzur Díaz.

Luego de concluir su cargo se mantuvo momentáneamente alejado de la política, participando en la asociación civil Altruismo y Grandeza, dedicada a realizar colectas para ayudar a familias en colonias populares y comunidades rurales.

En el 2017 regresó como candidato a la alcaldía del puerto de Veracruz por el partido Movimiento Ciudadano, del que posteriormente fue dirigente municipal hasta el 2018.

En aquellas votaciones consiguió tres mil 228 votos, para quedar en cuarto lugar en una disputa en la que la alianza entre el PAN y el PRD consiguieron el triunfo con 100 mil 356 votos; dejando en segundo sitio a la coalición PRI-PVEM con 30 mil 170 votos y en tercer lugar a Morena con 39 mil 160 votos.

Uscanga Sánchez es Licenciado en Administración de Empresas, en el sector privado se desempeñó como maestro de inglés y empleado de la empresa Tenaris Tamsa.

MIGUEL ÁNGEL YUNES MÁRQUEZ (PAN)

Excandidato a la gubernatura de Veracruz en las elecciones del 2017, Miguel Ángel Yunes Márquez es hijo del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares y hermano de actual presidente municipal de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, a quien busca suceder en el cargo.

Cuenta con una trayectoria política en diversos puestos de elección popular, así como en la administración pública federal, siempre como miembro del Partido Acción Nacional (PAN).

Entre los cargos que ha desempeñado destaca el de alcalde de Boca del Río en dos ocasiones, el primer periodo entre 2007 y 2010, mientras que el segundo entre 2014 y 2017, siendo este su último cargo público en ocupar.

Un año después se inscribiría como candidato del PAN a la gubernatura de Veracruz, encabezando la alianza que firmó su partido con el PRD y el Movimiento Ciudadano.

En las elecciones del 2017, Yunes Márquez fue el segundo candidato con más votos, sumando un millón 285 mil 380, superado por el actual gobernador, el morenista Cuitláhuac García Jiménez, que consiguió un millón 465 mil 7, de acuerdo con los resultados validados por el OPLE.

Yunes Márquez es licenciado en Administración de Empresas, con especialidad en Finanzas y Marketing Internacional, por la Universidad de Miami 

RICARDO EXSOME ZAPATA (MORENA)

Aunque su apellido se identifica con una de las familias con mayor arraigo en la militancia priista del puerto de Veracruz, Ricardo Exsome Zapata, tuvo su primera participación en política en las elecciones del 2017, cuando participó como candidato a la presidencia municipal de Veracruz abanderado por Morena.

Empresario en el ramo de la construcción y el transporte, actualmente se desempeña como diputado federal por Morena en el distrito electoral 4, presidente de la Comisión de Infraestructura en la Cámara de Diputados.

Es licenciado en Ingeniería Mecánica Electricista por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (Tec. de Monterrey).

En la iniciativa privada se desempeñó como Consejero de la Canacintra, integrante de la Canacar, así como en el sector inmobiliario y de la construcción, en donde participó en diversas ocasiones como contratista para el Gobierno del Estado. Esta es su tercera participación en un proceso electoral interno.

VERÓNICA AGUILERA TAPIA (MORENA)

Exdirectora del Sistema DIF Estatal, Verónica Aguilera Tapia, es la única mujer inscrita formalmente como precandidata para participar en las elecciones por la alcaldía del puerto de Veracruz, en donde busca colocarse como abanderada de la alianza que encabezará Morena.

Antes de su incursión en el Morena, en las elecciones del 2017, Aguilera Tapia tuvo una carrera de 20 años como militante del Partido Acción Nacional (PAN).

En el PAN, Verónica Aguilera buscó postularse como candidata a la diputación local, sin embargo, no consiguió la nominación, lo que generó una fractura con el partido que llevó a un proceso de impugnación y finalmente a su renuncia.

Aguilera Tapia renunció al cargo al frente del DIF Estatal un año y dos meses después de haber asumido el cargo. Su salida fue justificada como un asunto personal, pero meses antes se generaron diversos señalamientos por su gestión.

Entre otras cosas, fue señalada de favorecer a una empresa con mal historial en la asignación directa de un contrato, así como el despido injustificado de trabajadores de diversas áreas del Sistema DIF Estatal.

Esta sería su segunda ocasión buscando una candidatura a un cargo de elección popular, en el proceso interno de un partido político.