El matrimonio conformado por Ana Rosa Valdés Salazar y Adolfo Ramírez Arana, priistas identificados con el Duartismo, buscan se postularon por la diputación local del PRI para el distrito electoral de Emiliano Zapata.

Si bien además se dieron los registros de Segundo Grajales Lagunes y Renato Alarcón, el matrimonio priista participa en el proceso interno del tricolor para la elección de candidatos de la coalición Veracruz Va.

Ramírez Arana fue diputado local del distrito de la Antigua, en la 63 legislatura, ha sido presidente municipal de Paso de Ovejas, asesor del Departamento de Auditoría Social en el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), así como presidente del Comité Directivo Estatal del Frente Juvenil Revolucionario.

En su periodo como legislador (2013-2016) el priista fue de los que validó las cuentas públicas del entonces Gobernador Javier Duarte de Ochoa, la reestructuración de la deuda pública.

En su periodo como legislador propuso una reforma anticonstitucional, pues buscaba regular las marchas, manifestaciones y plantones, al obligar a los participantes a pedir autorización a la Secretaría de Seguridad Pública para poder realizar alguna movilización, las críticas en su contra lo llevaron a retirar la propuesta.

Cuando se desempeñaba como diputado Ana Rosa, quien era funcionaria de la legislatura local, se postuló como candidata a la alcaldía de Paso del Macho.

Ya como alcaldesa (2013-2017) fue observada por el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) en el año 2016, se mencionó que tenía un presunto mal manejo por un millón y medio.

En ese momento Ramírez Arana todavía se desempeñaba como diputado local, por lo que cuando se presentó el dictamen final de los municipios que a los que no se les aprobó la cuenta pública Paso del Macho salió del listado.

Lo anterior, generó críticas a los integrantes de la Comisión Permanente de Vigilancia de la 63 legislatura que era presidida por el hoy dirigente de Podemos, Francisco Garrido Sánchez.