El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, emitió este jueves una declaración para dar fin a la emergencia nacional en la frontera del país con México, mecanismo con el cual el exmandatario Donald Trump "desviaba" recursos para poder construir el muro fronterizo.

Biden dejó sin efecto la emergencia nacional decretada en febrero de 2019 por Trump, con la que obtenía fondos para seguir la construcción del muro en la frontera con México.

En una carta al Congreso, el nuevo presidente de EU aseguró que no permitirá que "ningún dólar más del contribuyente estadounidense sea desviado para construir un muro fronterizo", al tiempo que adelantó una "revisión cuidadosa" de los recursos que llegaron hasta ese fin.

 

AMLO RECONOCE PELIGRO QUE CORREN MIGRANTES EN FRONTERA NORTE

 El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que los migrantes que transitan por México corren más peligro en la frontera norte, luego de lamentar el caso de los 19 migrantes calcinados que fueron hallados en CamargoTamaulipas.

En conferencia mañanera, el presidente consideró que el caso Camargo es grave y aseguró que "no va a haber impunidad para nadie y tenemos una relación constante con los familiares de las víctimas y con las autoridades de Guatemala".

 

 

 

López Obrador resaltó que los migrantes corren peligro específicamente en Tamaulipas porque es una zona "muy conflictiva esa frontera donde sucedieron estos hechos, no fue muy cercano a la frontera, fue más limítrofe con Nuevo León, pero toda esa región está muy violentada, incluso se habla que es como un territorio en disputa permanente entre dos bandas".

El mandatario mexicano comentó que su gobierno cuida a migrantes y no auspicia la violación a los derechos humanos. Subrayó que hay detenciones de policías, funcionario del Instituto Nacional de Migración que ya fueron dados de baja, al tiempo que se tiene contacto con autoridades de Guatemala y familiares de víctimas.

"Entonces, no es que ya todos pueden ir a Estados Unidos y van a ser regularizados, que todavía no hay una definición concreta, que es un lineamiento de política, todavía falta la aplicación de esta política. Y decirles incluso que continúan las deportaciones como se daban en el gobierno anterior, el mismo número", explicó.

Al tiempo que defendió su política de detener a migrantes:

"No es lo mismo que (migrantes) estén en albergues del sur a que se internen en el norte del país. Es lamentable decir esto, pero los antecedentes que se tienen es que los migrantes corren más peligro en los estados de la frontera norte, en particular en Tamaulipas, por todo lo que sabemos".

 

"NO ES EL MOMENTO DE VENIR": EU A MIGRANTES

 Estados Unidos reiteró el miércoles a los inmigrantes indocumentados que busquen ingresar a su territorio que este "no es el momento de venir" y avisó que la mayoría de quienes crucen la frontera serán rechazados.

"Ahora no es el momento de venir y la gran mayoría de las personas serán rechazadas", afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante su rueda de prensa diaria.

La funcionaria aseguró que esta situación se debe la pandemia del coronavirus y al hecho de que la Administración del presidente de EU, Joe Biden, que asumió el poder el pasado 20 de enero, no ha tenido el tiempo para poner en marcha un "proceso integral y humano para procesar a las personas que llegan a la frontera".

"Los procesos de asilo en la frontera no se producirán de inmediato y tomará tiempo implementarlos", agregó.

La portavoz de la Casa Blanca admitió que es un "tema sensible" para el propio presidente, pero admitió que necesitan "tiempo" para poner en marcha y socios para implementar "un proceso integral y un sistema que permitirá el procesamiento en la frontera de los solicitantes de asilo".

El pasado 20 de enero, la Administración de Biden anunció la suspensión, a partir del día siguiente, de las inscripciones en el programa "Permanezcan en México", que permitió al gobierno de su predecesor, Donald Trump, devolver al país vecino a los solicitantes de asilo.