El alcalde de Orizaba, Igor Rojí López, reiteró su intención de adquirir vacunas para prevenir el virus SARS CoV-2 en beneficio de los pobladores de su municipio. Incluso, ofreció una bolsa de 20 millones de pesos al gobierno de Cuitláhuac García, en caso de que busque adquirirlas.

En las últimas semanas el alcalde y el gobernador Cuitláhuac García Jiménez se han involucrado en una disputa en medios de comunicación ante la posibilidad de que la administración municipal adquiera vacunas.

Este 10 de febrero el gobernador arremetió contra el alcalde del PRI, al plantear que mienten las autoridades municipales que afirman estar en posibilidad de comprar la fórmula para reducir el riesgo de contagio del coronavirus.

En un video que subió a sus redes sociales, Igor Rojí aseguró que su declaración, respecto a la posibilidad de conseguir vacunas, no es para politizar o polemizar con el mandatario estatal, la única intención es acelerar el proceso de inmunización de la población.

 

 

“No es una cuestión de partidos, no es una cuestión de colores, es una cuestión de salud. Nosotros tenemos un recurso para que se apliquen más rápido a toda la población” insistió y además mencionó que aplicaron pruebas rápidas a 318 orizabeños y el 12 por ciento salió positivo y son asintomáticos, lo que calificó como grave.

Ante ese escenario, reiteró, es prioritario que el Estado y los municipios consigan la pústula de inmediato, lo anterior, luego de que García Jiménez afirmó que Veracruz se ajustará al Plan Nacional de Vacunación.

El municipio, dijo, ha enviado cartas a tres firmas de potenciales proveedores pidiendo se vendan el producto a Orizaba, incluso, recibió autorización de la Secretaría de Salud Federal -el 26 de enero- para adquirirlas.

 

“Estamos tratando de conseguir que nos vendan las vacunas para la población de Orizaba, esto es en serio. Nos estamos apoyando en una mañanera en donde el presidente de la república, el día 22 de enero, habló sobre la posibilidad de que las autoridades locales compren la vacunas”.

 

Recordó que López Obrador anunció que daría instrucciones a funcionarios de Salud para validar que particulares y municipios estuvieran en posibilidad de comprar vacunas. La única condicionante que estableció es que se debía analizar la solicitud del contrato de adquisición de los fármacos, especificando la cantidad y la empresa que lo vendería.

El 21 de enero el alcalde anunció que había iniciado la búsqueda con algunas empresas farmacéuticas para analizar la posible compra de la vacuna contra el Covid-19.

Días después -25 de enero- el gobernador Cuitláhuac García descartó copiar el modelo de otros gobiernos, que anunciaron la compra, y calificó el anuncio como “politiquería” el ofrecer adquirir los fármacos cuando la producción está superada por la demanda del producto.