Aldo y Erika llevan esperando el préstamo de 25 mil pesos que otorga el Gobierno Federal desde el mes de septiembre, ambos planean invertir ese dinero para salvar sus negocios que fueron afectados luego del cierre de actividades.

Hasta el momento los dos comerciantes aseguran que no han logrado ser acreedores del apoyo, pese a que ya metieron toda su documentación y fueron censados, por lo que de nueva cuentan volverán a registrarse.

Esperando turno a las afueras del auditorio Benito Juárez en el puerto de Veracruz, Erika admite que perdió la cuenta de cuantas veces ha llegado a las instalaciones para ver si está vez por fin es la buena, pero dice que desde hace cinco meses solo le dan largas.

"En septiembre hicieron el censo y me cense, pero hasta ahorita estoy esperando. No me han hablado ni nada, ahorita me volvieron a mandar que venga el lunes a ver si estoy censada, si no me van a volver a censar", comentó.

Antes de la pandemia Erika trabajaba vendiendo moños a las afueras de las escuelas, con el paro de actividades escolares tuvo que suspender ese negocio, por lo que decidió vender comida en los parques, esta alternativa no duro mucho ya que personal de comercio no la dejaba trabajar por no tener los permisos correspondientes.

"Fui a solicitar los permisos en el Ayuntamiento y me los negaban, por eso tuve que cambiar de giro, vender otra cosa, pero también está pegando en el sistema de los alimentos, no hay la venta que debiera de haber", contó.

De los 700 pesos que obtenía antes de la emergencia sanitaria, ahora solo hace 300, esto repercutió en la economía su hogar, pues es difícil costear los servicios de luz, agua y comida.

Junto con su hija mantiene abierto su local de comida rápida, al igual que buscaron otras alternativas apoyándose de las redes sociales como Facebook, durante sus tiempos libres salen a las calles a promocionar su local, con el fin de conseguir más clientes.

Aldo mantiene la fe de recuperarse con el préstamo

En la misma situación se encuentra Aldo, ya son tres veces las que regresa al mismo lugar con la esperanza de contar con esa línea de crédito a la palabra para invertir de nueva cuenta en su puesto de hot dogs.

Como a muchos comerciantes la cuarentena y la crisis de la emergencia sanitaria repercutió directamente en sus ventas, hubo días en los que no podía trabajar debido a las restricciones impuestas por la pandemia.

"Se fue abajo el negocio por lo mismo de la pandemia no hay una venta regular como antes, está muy baja, toda la familia vivíamos del negocio y ahorita estamos viendo que no hay nada aún", dijo.

Los días en los que se mantuvo inactivo buscó distintas formas de trabajo esporádico para lograr solventar los gastos de su familia, ahora que regreso a laborar planeaba invertir en más mercancía, pero con la baja actividad no puede, por eso se animó a solicitar el crédito, pero hasta el momento sigue sin obtenerlo.

Estas fueron las principales afectaciones que causó el covid a las empresas

La Encuesta sobre el Impacto Económico Generado por COVID-19 en las Empresas (ECOVID-IE) 2020, segunda edición, arrojó en el mes de diciembre que 86.6 por ciento de un millón 873 mil 564 empresas en el país tuvieron alguna afectación a causa de la pandemia.

La disminución de los ingresos es el principal tipo de afectación que reportaron 79.2 por ciento de las empresas, al igual que 51.2 por ciento alcanzaron una baja en la demanda, mientras que en la primera edición fue de 67.6 por ciento. 

La escasez de los insumos y/o productos ocupó el tercer lugar. El porcentaje que aplicaron cierres temporales o paros técnicos se ubica en 23.1 por ciento.

De estos negocios los que obtuvieron algún apoyo fue solo 5.9 por ciento, mientras que 94.1 restante no recibió ningún ayuda durante agosto.

Otro dato que arrojó la ECOVID-IE señala que de los 4.9 millones de establecimientos micro, pequeños y medianos que había antes de la pandemia sobrevivieron 3.9 millones, poco más de un millón cerraron sus puertas definitivamente y nacieron 619 mil 443 establecimientos que representan 12.75 por ciento de la población de negocios del país.

De la cifra de negocios que sobrevivieron a la pandemia aún siguen padeciendo la crisis, este es el caso de Aldo y Erika, quienes han depositado su fe en el crédito a la palabra y esperan que pronto les sea otorgado para así levantar sus negocios.