Veracruz, Ver.- Las  votaciones internas del Partido Acción Nacional (PAN) para elegir a los candidatos  que abanderarán la alianza entre PRI y PRD en las elecciones de este 2021, concluyó sin resultados oficiales que definan quiénes fueron los ganadores para ser designados como candidatos a la alcaldía de Veracruz y la diputación local en el distrito XV.

La jornada se desarrolló en medio del conflicto entre militantes de los dos grupos políticos que disputaron las candidaturas para competir por la alcaldía del puerto de Veracruz.

La apertura tardía de las casillas, aglomeraciones sin respetar la sana distancia ni las medidas sanitarias para prevenir contagios de covid, el intercambio de insultos, golpes y la detención de tres personas, fueron los hechos que marcaron el proceso interno

 

 

El conteo de votos se prolongó hasta la media y noche del domingo 14 de febrero y para los primeros minutos de este lunes se daba por concluido el conteo en la última mesa de votaciones, de las nueve instaladas para la jornada electoral.

Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido en otros municipios, en Veracruz no se exhibieron todas las sábanas de votaciones en cada una de las mesas en las que se instalaron las casillas.

Militantes del partido declararon que se informó que el Consejo Nacional asumiría el escrutinio de los votos, debido a los conflictos presentados y lo cerrado de la votación entre los panistas Bingen Rementería Molina y Miguel Ángel Yunes Márquez. De esta forma, no se presentó ningún resultado final o preliminar por parte de alguna autoridad partidista.

 

Se calentaron los ánimos

Faltando unos minutos para el cierre de las casillas, se registró un enfrentamiento entre militantes del Partido Acción Nacional (PAN), que tuvo que ser disuelto por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

En el lugar fueron detenidas al menos tres personas, luego de que iniciara una discusión por la falta de boletas electorales, que se terminaron antes de que todos los miembros del padrón pudieran emitir su voto.

Ante esta situación, militantes que se encontraban todavía en la fila intentaron ingresar al Club de Leones, lugar en el que se organizaron las votaciones internas, lo que terminó por generar el conflicto.

 

 

De la discusión e intercambio de palabras pasaron a los golpes, lanzando sillas que se encontraban alrededor. Elementos de Seguridad Pública que se mantenían resguardado la zona, intervinieron en el pleito de forma inmediata, realizando la detención de al menos tres personas.

 

No hubo sana distancia

La elección interna del PAN en Veracruz se desarrolló con diversos sobresaltos desde que la jornada arrancó hora y media más tarde del horario determinado, con una organización que permitió aglomeraciones y filas de militantes que irrespetaron la sana distancia.

Desde la entrada del Club de Leones, que se ubica en la calzada Simón Bolívar, se desplegó una fila que militantes que daba la vuelta a la manzana. La mayoría esperó para votar sin cubrebocas y algunos que lo llevaron, terminaron por quitárselo.

Poco después del medio día, militantes que recientemente fueron admitidos dentro del padrón del partido albiazul, denunciaron que los organizadores de las elecciones los cambiaron hasta en dos ocasiones de filas para retrasar su intento de ingresar a votar al Club de Leones.

 

Nuevos militantes fueron bloqueados

Nuevos militantes del Partido Acción Nacional (PAN), que según los estatutos por no cumplir un año inscritos en el partido no tenían derecho a participar en las votaciones, manifestaron su molestia debido a que fueron excluidos para participar en las votaciones, a pesar de que el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEV) emitió un fallo un día antes para ordenar que se les permitiera ejercer el voto.

La negativa para que participaran en el proceso fue uno de los motivos que hizo encender los ánimos en más de una ocasión en toda la jornada. Finalmente, tras el cierre de las casillas a las 17:00 horas, se mantuvieron en la sede de las votaciones para cumplir con el trámite.

Fue después de la presión que ejercieron que se les permitió votar en la mesa nueve, incluso varias horas después de que se cerraron las demás casillas y cuando en algunas mesas se había concluido el conteo de votos.

En la elección interna del PAN estuvo en juego la designación de la candidatura para contender por la alcaldía del puerto de Veracruz, la cual estuvo en disputa entre el diputado local con licenciaBingen Rementería Molina, y el excandidato a gobernador y dos veces alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez.

La disputa entre Rementería Molina y Yunes Márquez viene desde hace meses debido a diferencias políticas entre las familias de los dos aspirantes a la presidencia municipal de Veracruz.

En la elección, los militantes también votaron para elegir a quienes serán sus candidatos para contender por una curul en el Congreso del Estado.