El acaparamiento de vacunas contra covid-19 es una injusticia y un riesgo para la seguridad de la humanidad, enfatizó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, al pedir al Consejo de Seguridad de la ONU que evite que algunos países concentren las inmunizaciones y que se acelera la distribución de estas a través de Covax.

El canciller Ebrard Casaubón participó este miércoles en la reunión del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, en donde hizo un llamado a evitar el acaparamiento de vacunas contra covid-19. 

 

"México propone al Consejo de Seguridad de la ONU tomar las medidas para que cese el acaparamiento de vacunas, esa  injusticia es el principal riesgo a la paz y a la seguridad de la humanidad. Garantizar el acceso universal a las vacunas es el único camino para vencer la pandemia", indicó.

 

 

Señaló que actualmente 10 países tienen dos terceras partes de las vacunas aplicadas, mientras que 100 países no cuentan con  ninguna.

"Nunca habíamos visto una división tan profunda que afectase a tantos en tan poco tiempo. Urge revertir la injusticia que se está cometiendo, de ello depende la seguridad de toda la humanidad", enfatizó el secretario. 

Ebrard Casaubón, en representación de México, propuso que se acelere la distribución de vacunas a todos los países a través del mecanismo Covax de la ONU, ya que estas es la única manera de revertir el acaparamiento y brindar acceso justo para todos. 

El martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a la ONU a convocar de manera urgente a una reunión del Consejo de Seguridad para abordar este tema. 

 

"Nos cuesta mucho conseguirlas (las vacunas), porque sí hay mucha demanda, es poca la producción, los gobiernos que producen las vacunas se las guardan. Por ejemplo, Pfizer todo lo que produce en Estados Unidos es para Estados Unidos", criticó López Obrador.