La fabricación de vacunas es un área muy regulada para garantizar la eficacia y seguridad, enfatizó Samuel Ponce de León, coordinador de la Comisión para covid-19 de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien explicó que hay desinformación desproporcionada sobre los efectos adversos de las vacunas contra covid-19, aun cuando estos son poco frecuentes.

"En la UNAM estamos atentos a las inquietudes sobre el tema y convocamos a la población a vacunarse conforme a las disposiciones de las autoridades sanitarias oficiales. No obstante, anticipamos que el camino no estará exento de contratiempos y dificultades", señaló.

En la Gaceta de la UNAM, Ponce de León explicó que actualmente hay más de 200 proyectos de una amplia diversidad de vacunas y que a nivel internacional ya se cuenta con cuatro que han demostrado tener alta eficacia y seguridad.

Sin embargo, el especialista señaló que "sorprende la desproporcionada atención en noticias y comentarios en redes sociales que se enfocan en destacar los efectos colaterales y los eventos adversos, aun cuando estos son muy poco frecuentes y, cuando ocurren, son de muy baja gravedad.

"Se cuestiona que los gobiernos anticipen compras y firmen convenios aunque los biológicos no hayan completado su proceso; con el mismo ímpetu se critica cuando no se han logrado concretar las negociaciones, y en niveles estridentes se acusa de negligencia ante la selección de algún biológico, como si la situación permitiera escoger los productos de catálogos", indicó.

 

LAS VACUNAS CONTRA COVID NO SURGIERON DE LA NADA

Ponce de León cuestionó que la desinformación sobre este tema se propaga más rápido que el virus, por eso resaltó la importancia de que la ciudadanía conozca que la fabricación de vacunas es un área muy regulada, compulsivamente vigilada y supervisada para garantizar la eficacia, seguridad y calidad de cada producto.

El especialista de la UNAM recordó que "las actuales vacunas no surgieron de la nada; todas las plataformas de producción, incluyendo las de RNA-mensajero, tienen años de desarrollo y se adaptaron a la realidad del coronavirus".

Asimismo, dijo que la aprobación de las vacunas se basa en la decisión de una comisión de expertos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y no depende de influencias políticas.

Señaló que así se han autorizado en México las vacunas de Pfizer AstraZeneca Sputnik V, con base en los reportes del análisis intermedio de los estudios clínicos fase 3 que muestran eficacia para prevenir la covid-19 grave.

Ponce de León recordó que desde hace más de 200 años las vacunas han ayudado a prevenir enfermedades, discapacidad y muerte, ayudando así a mejorar las expectativas y calidad de vida de la población.

A un año de que comenzó la pandemia en México, expresó que se tiene la expectativa de mitigar e interrumpir la transmisión y contagios de la covid-19, basados en la vacunación, pero es apremiante reforzar nuestras medidas preventivas de higiene, distancia, aislamiento y cubrebocas a lo largo de la campaña de vacunación.