La inequidad en la que compiten los candidatos independientes a un cargo de elección o representación popular se agudizó con la pandemia. La poca participación ciudadana y lo breve del periodo para recabar las firmas para lograr la postulación, podría hacer imposible que aspirantes aparezcan en las boletas electorales el seis de junio.

Este viernes 19 de febrero, tres de los 34 veracruzanos que presentaron su carta intención para contender como independientes, en las elecciones de alcaldes y diputados, renunciaron a su intento, por no conseguir el número mínimo de firmas para lograr la candidatura. 

En sesión nocturna, se informó que Antonio Frutis Montes de Oca, Juan Escobar Salazar y José Ernesto Landeros Velazco, aspirantes a candidatos a la alcaldía de Xalapa y Poza Rica habían renunciado a participar. 

Raúl Arias Lovillo, postulante a candidato independiente a la alcaldía de Xalapa y Oliver Olmos Cabrera, participante para la alcaldía de Veracruz, coincidieron que recurrirán a magistrados electorales para garantizar su derecho a participar en la elección local.  

La aplicación móvil que dispuso el Instituto Nacional Electoral (INE) para recabar las firmas, es “tramposa” y dificulta el registro del apoyo de los electores, manifestaron.

El consejero del Organismo Público Local Electoral (OPLE), Juan Manuel Vázquez Barajas, planteó que es difícil prorrogar el periodo de recolección de firmas ciudadanas, ya que es potestad del INE definirlo.

Otro aspecto que consideró el funcionario es que dar más días para recabar el apoyo de ciudadanos a los aspirantes a candidatos independientes, afectaría el proceso de validación de las candidaturas.

El 6 de junio en Veracruz se elegirán 50 diputados locales y 212 planillas municipales. El OPLE tiene el registro de dos coaliciones y otros seis partidos, dos nacionales y cuatro locales, podrán registrar candidatos, a los que se sumarán los independientes. 

Historia de las postulaciones ciudadanas

Las candidaturas independientes se formalizaron a nivel nacional en el año 2012, cuando se avaló que los ciudadanos, sin respaldo de un partido, pueden postularse a cargos de elección y representación popular.

En Veracruz, varios aspirantes han participado en los últimos cuatro procesos, en la elección de gobernador del 2016, el expanista Juan Bueno Torio apareció como candidato ciudadano en las boletas electorales, aun cuando no reunió las firmas que solicitó la autoridad electoral, se maximizaron sus derechos de ser votado.

En 2017, independientes ganaron en las urnas, aunque se postularon como candidatos ciudadanos tenían una trayectoria partidista a la que renunciaron para capitalizar su aceptación entre los electores.

Actualmente los tres ayuntamientos que son administrados por independientes son: San Andrés Tuxtla, con Octavio Pérez Garay; Tlacotalpan, con Christian Romero Pérez; y de Coahutilán, Isaac García Álvarez.

Según la ley, los aspirantes deben entregar una carta intención a la autoridad electoral, de ser aceptados contarán con treinta días para recabar firmas de apoyo, y así lograr la candidatura. 

Deberán recaudar cuando menos la firma de una cantidad de ciudadanos equivalente al tres por ciento de la lista nominal de electores del distrito o municipio al que representa; además, las firmas deben corresponder al dos por ciento de cada sección electoral.

Para el proceso electoral 2021 se anotaron en total 34 aspirantes, 32 a la alcaldía de los municipios de Córdoba, Coatzacoalcos, Veracruz, Xalapa, Poza Rica, Chocaman, Pánuco, Isla, Tuxpan, Huatusco, Paso de Ovejas, La Antigua, Coatepec, Jalacingo, Coatzintla y Naolinco; y dos por diputaciones para los distritos electorales de Xalapa I, Xalapa II y Cosamaloapan.

Un “calvario” recabar firmas con aplicación móvil: Arias

Raúl Arias Lovillo, aspirante a candidato a la alcaldía de Xalapa, plantea que son varios los problemas a los que se han enfrentado aquellos ciudadanos que entregaron su carta intención ante el Organismo Público Local Electoral (OPLE) y que buscan participar en la elección del 6 de junio.

No obstante, destaca, la que podría tener una repercusión directa en su postulación es la aplicación móvil que creó el Instituto Nacional Electoral (INE) para recabar firmas, pues es un “calvario” que los xalapeños validen o apoyen a un aspirante.

Un ciudadano puede apoyar con su firma a un independiente a través de la aplicación móvil del INE, que se puede descargar en un teléfono celular y que permite un “autoservicio”, por medio de un formulario que da un seguimiento paso a paso.

El también exrector de la Universidad Veracruzana (UV) reveló que esa opción es tramposa y no permite el revisar el proceso de registro, por lo que la gran mayoría de las firmas no se validan.

Por cuanto hace al apoyo a través de auxiliares, el primer problema al que se enfrentan es el registro ante el organismo público, que se lleva hasta 48 horas para lograr su acreditación. En su caso tiene 120 personas que lo ayudan en el proceso de recolección de firmas. 

Después de la validación de la autoridad electoral deben recopilar firmas, y a consecuencia de la pandemia poca gente acepta brindar el apoyo o permite que se le tome una fotografía, otro requisito que se establece. 

“Como la inmensa mayoría no tienen una credencial con código QR, sino con gráfica de barras, el auxiliar lo apoya siguiendo una serie de pasos para el registro de la firma a través del monitoreo del código. Es también un proceso muy lento y las y los ciudadanos no tienen tiempo para hacerlo”, platicó en entrevista.

En su caso, determinaron instalar algunos módulos en colonias de Xalapa para reunir las 12 mil firmas que debe presentar ante la autoridad electoral; sus auxiliares fueron amenazados o en otros casos, se pidió dinero o despensas a cambios de llenar el formulario, pues algunos partidos ya ofrecen 500 pesos por credencial de elector, puntualizó.

Arias Lovillo confirmó que ha recabado 2 mil 500 firmas, de un total de 12 mil que le exige la autoridad electoral, por lo que considera que la normatividad no permite que los ciudadanos, sin el aval de un partido, puedan disputar una alcaldía o una diputación local.

La alcaldía de Xalapa se gana con 5 millones de pesos

Al destacar la inequidad con la que compiten, recordó que a los independientes no se les brinda financiamiento en tanto no logran la calidad de candidatos, y limitan la aportación de terceros, con la intención de frenar el dinero ilícito en las campañas.

El académico destacó que una reciente encuesta reveló que el 50 por ciento de los capitalinos apoyarían una candidatura ciudadana o independiente, antes que validar a un partido, ante el hartazgo de los gobiernos encabezados por partidos.

La cultura política ha llevado a los ciudadanos a recibir algo a cambio de su firma, por lo que gana “quien tiene el mayor monto de financiamiento”.

Candidato de Veracruz presenta JDC

Por su parte, Oliver Olmos Cabrera, aspirante a candidato independiente a la alcaldía de Veracruz, recordó que en tres ocasiones solicitó al Organismo Público Local Electoral (OPLE) ampliar el periodo para recabar firmas. 

Fue hasta el 17 de febrero que se le notificó de la imposibilidad de dar más días para reunir el respaldo ciudadano. La autoridad electoral, denunció, tardó más de 20 días para responder los escritos.

“Consejeros del OPLE respondieron que corresponde al Instituto Nacional poder tomar una decisión, por lo que desde el 18 se pidió la intervención del órgano electoral federal, y así poder ampliar el periodo para recabar las firmas”.

Se pidió que, además de darles más días, se reduzca el porcentaje de firmas a recabar del tres al uno por ciento, pues se les ha dificultado reunir el apoyo, “con la pandemia se ha complicado recabar las firmas”.

Sumado a la petición formal a la autoridad electoral, el 12 de febrero interpuso un juicio de protección de derechos político-electorales, porque la disposición de la autoridad electoral local vulnera su posibilidad de ser votado en la elección del 6 de junio.

OPLE no tiene atribuciones para ampliar plazo 

El consejero electoral local, Juan Manuel Vázquez Barajas explicó que el INE determinó un plazo único, por atracción, que vence el 22 de febrero y conforme a las disposiciones oficiales es imposible ampliar el periodo, pues eso acotaría las fechas establecidos para avalar las candidaturas.

Ante la queja de los aspirantes, que denuncia que la aplicación es tramposa, el funcionario del OPLE aseguró que ellos tienen conocimiento de que opera de manera eficiente, inclusive, se ha brindado asesoría técnica para verificar que cada participante tenga el soporte y la capacitación para recolectar las firmas de respaldo.

Las condiciones de confinamiento social están afectando la organización de las elecciones, limitan la organización de eventos masivos para realizar acciones de promoción del voto, lo que también incide en la recepción del apoyo ciudadano para los independientes.

Vázquez Barajas auguró que las campañas electorales tendrán restricciones por la misma causa, por lo que es necesario que los actores políticos se adapten a las condiciones sociales y de salud que prevalecen en este momento.

Los aspirantes a candidatos independiente están en su derecho de acudir a autoridades jurisdiccionales para maximizar sus derechos, y así lograr una postulación, concluyó el funcionario del OPLE.

En sesión nocturna del viernes 19 de febrero, el consejero Vázquez Barajas notificó a los consejeros y representantes partidistas que algunos de los aspirantes renunciaron a cumplir con el resto de las etapas de la contienda.