Elliot Antonio Coria Vázquez, precandidato a un puesto de regidor por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue reportado como desaparecido la tarde del viernes 19 de febrero.

De acuerdo con testimonios de sus familiares, el joven político fue privado de la libertad por hombres armados que lo obligaron a subirse a una camioneta en la localidad de Plan de Manantial.

Familiares de Elliot Antonio Coria Vázquez denunciaron los hechos ante la Fiscalía Regional con sede en Ciudad Cardel, que abrió la carpeta de investigación SUB-UIPJ/DXVII/F3/073/2021.

"Sobre las 6:20 a 6:30 de la tarde del viernes que ya no tuvimos comunicación con él, paso a ver a unos amigos y ellos nos dicen que fueron unos policías los que se lo llevaron a punta de pistola y amenazas y lo subieron a una camioneta", relató su madre.

Por su parte, la Comisión Estatal de Búsqueda difundió en sus cuentas oficiales la ficha 21/SB 0289U-21ZC en donde se incluyen sus datos generales, para contribuir con su búsqueda.

Familiares han difundido en redes sociales datos y la fotografía del joven para pedir a la población que contribuya con cualquier información que ayude a dar con su paradero.

Del mismo modo, un mensaje difundido por una de sus hermanas reveló que Elliot Antonio requiere medicamentos para mantener controlado la diabetes y los problemas de presión que padece.

Elliot Antonio es abogado de profesión, tiene 33 años, mide 1.62 metros, piel morena clara, ojos cafés oscuro y cabello negro ondulado, corto. Como seña particular tiene un lunar en el ojo izquierdo y en la espalda, además un tatuaje en la pantorrilla.

En 2017 participó como dirigente estatal de la Vanguardia Juvenil Agrarista de la Confederación Nacional Campesina (CNC), organismo al que pertenece y que lo impulsa en su carrera como precandidato a regidor.

Políticos víctimas de violencia en Veracruz

En la última semana los ataques en contra de políticos con aspiraciones de participar en el proceso electoral de este 2021 se recrudecieron en el estado de Veracruz.

El jueves 11 de febrero fue asesinado Gilberto Ortiz Parra, precandidato de Morena a la alcaldía de Úrsulo Galván, cuando conducía sobre la carretera federal 180 en el tramo del municipio de Puente Nacional.

Ortiz Parra se dirigía a una reunión con militantes del municipio de La Antigua para una reunión en la que entregaría periódicos del Movimiento Regeneración Nacional; sujetos desconocidos lo acribillaron.

Tres días después, el domingo 14 de febrero, el candidato a presidente municipal de Texistepec por Morena, José Luis Flores Sabiur, fue atacado a balazos durante la madrugada.

El político se encontraba en su domicilio cuando sujetos armados llegaron al lugar para disparar en varias ocasiones, del atentado resultó ileso.

Un día después, en la misma región sur de Veracruz, la exalcaldesa priista de Cosoleacaque, Gladys Merlín Castro, y su hija, Carla Enríquez Merlín, aspirante a la diputación por Morena, fueron asesinadas en su domicilio.

El asesinato de las dos mujeres dedicadas a la política ocurrió cuando sujetos armados ingresaron al fraccionamiento donde vivían tras herir al guardia de seguridad, para acribillarlas.

La muerte de Gladys Merlín y su hija Carla Enríquez en Cosoleacaque, se suma a una lista de 21 políticos asesinados durante el actual gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.