ORIZABA, VER.-  A dos meses y algunos días de trabajar en el área covid de un hospital de la Ciudad de México, Miriam Montserrat Martínez Gutiérrez, enfermera de la delegación Veracruz Sur del IMSS, llamó a la población a no descuidarse por la pandemia, pues ni ella ni sus compañeros quisieran ver a nadie más ahí.  

De acuerdo con la enfermera, cuando comenzó a trabajar en la capital del país era extenuante, pues ante el número de pacientes el personal no se daba abasto, a pesar de que se contrató a más gente.

Señaló que en la Ciudad de México se tomaron algunas medidas, como cierre de negocios y restaurantes, pero aun así, no bajaban la cantidad de personas.

Hoy, añadió, hay menos pacientes, aunque siguen muriendo todos los días.

La enfermera llamó a la población a no descuidar sus medidas preventivas, a usar el cubrebocas correctamente, lavarse las manos constantemente, desinfectar todos los objetos que se llevan a la casa y, sobre todo, a no salir si no es necesario, para cuidar a la familia. 

Invitó a la población a que cuando le corresponda, se aplique la vacuna, pues eso ayudará a que disminuya el índice de pacientes.

Según Montserrat, en el Área COVID cada caso para ellos es especial, pero al no poder estar con sus familias los pacientes se deprimen y, al personal, también le afecta, porque sienten mucha empatía con ellos.

Hay casos que en especial le han tocado más el corazón, como el de una mujer extranjera casada con un mexicano y que no sabía hablar español, entonces ella pedía comunicarse con su marido, pero no sabían cómo hacerlo. Finalmente acudió por ella la embajada de su país y se la llevó.

 

“Vanessa era una paciente de 41 años con Síndrome de Down, era una paciente muy linda, muy cariñosa. Cuando la atendí me daba mucha impotencia, porque por su condición genética no se podía comunicar bien con nosotros y siempre te abrazaba, lloraba, te decía: pan, pan. Yo le decía: ¿quieres pan? Ella decía: sí, pero yo pensaba: Dios, de dónde saco un pan, si no podemos meter nada a la unidad en donde estamos”, relató.

 

Monserrat es una de las 49 trabajadoras del IMSS en Veracruz Sur que acudió a la Ciudad de México para formar parte del personal de primera línea en diciembre pasado y que sigue ahí para ayudar.

A la fecha, más de la mitad de ese personal continúa en hospitales de la Ciudad de México o el de Atlacomulco en el Estado de México.