La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que la Universidad Veracruzana (UV), a cargo de la rectora Sara Ladrón de Guevara, pagó 391 millones 720 mil pesos de más, en prestaciones no ligadas al salario.

Datos de la Auditoría De Cumplimiento: 2019-4-99009-19-0161-2020, detalla que se validaron permisos a personal académico, sin la autorización correspondiente, por lo que se le pidió el reintegro de 2 millones 700 mil pesos.

2019_0161_a by E-Consulta Veracruz on Scribd

La observación 2019-4-99009-19-0161-06-001, explica que se gastaron más de 493 millones 652 mil pesos para realizar pagos por conceptos de prestaciones no ligadas al salario, sin embargo, solo se había autorizado el gasto de 101 millones 932 mil pesos.

Debido a lo anterior, se consideró daño patrimonial la dispersión de 391 millones 720 mil pesos, que se tendrán que regresar a la tesorería federal.

La revisión al gasto constató pagos a trabajadores, luego de que les fue autorizados periodos de licencia otorgados por 2 millones 710 pesos, en incumplimiento del Convenio Marco de Colaboración para el Apoyo Financiero celebrado entre la Secretaría de Educación Pública, el Ejecutivo Estatal y la Universidad Veracruzana.

 

“La Universidad Veracruzana, en el transcurso de la auditoría y con motivo de la intervención de la Auditoría Superior de la Federación, proporcionó la documentación que acredita las solicitudes y autorizaciones de las licencias sin goce de sueldo; sin embargo, la observación persiste por un importe de 2,709,967.64 pesos”

 

Debido a esa observación, se tendrá que regresar el recurso en virtud de que se realizaron pagos improcedentes a 35 trabajadores de la Universidad Veracruzana en periodos de licencia sin goce de sueldo.