La ley eléctrica del presidente López Obrador fue avalada, sin ningún cambio al texto, por la bancada oficialista en la Cámara de Diputados. Reunieron con 304 votos contra 179 de los partidos de oposición. Ahora dará inicio un largo debate que se prevé concluya durante la madrugada, para discutir cada una de las 412 reservas que se presentaron al dictamen de la Comisión de Energía.

Durante 4 horas de debate en lo general, la bancada panista destacó por diversos momentos que la quema de combustible había comenzado ya la termoeléctrica de Tula; la Central de Petacalco, en Guerrero; la Central de Salamanca, en Guanajuato; y la Central de Punta Prieta, en Baja California.

Por su parte el diputado priista y extitular de CFE Enrique Ochoa, presentó un voto particular que fue rechazado; ahí incluyó la opinión negativa que la Comisión Federal de Competencia Económica emitió a la iniciativa presidencial. Y aseguró que los legisladores de la bancada oficialista no solo no habían cambiado ni una coma al texto presidencial, sino que además votarían por un capricho presidencial. 

 

“Cómo es posible que ustedes piensen que están haciendo un trabajo honorable para el país, si no están incluyendo siquiera los argumentos constitucionales que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha hecho públicos. Cómo pueden ustedes no incluir en el dictamen que hoy se discute, la opinión negativa que manda a esta soberanía, precisamente el órgano federal de competencia económica”, dijo.

 

Su compañero de bancada el priista Fernando Galindo, reiteró que en su momento la propuesta del Ejecutivo no contó con un documento de impacto presupuestal emitido por la Secretaría de Hacienda.

Narró que esta fue enviada al Congreso el 17 de febrero, un día después de que Morena bloqueo en la Comisión de Economía la opinión negativa al dictamen de la iniciativa presidencial. En resumen, Hacienda señaló en dos líneas "las dependencias involucradas señalan que el anteproyecto no interfiere en los programas presupuestarios que ejecutan y tienen aprobados para el ejercicio fiscal 2021".

De todos los argumentos a favor del dictamen, el más relevante fue del legendario diputado, Porfirio Muñoz Ledo. Acusó que las participaciones de los legisladores opositores “no tenían memoria” y que solo leían discursos escritos por sus asesores.

Refirió que la iniciativa presidencial es complementaria a la ley de cambio climático y la ley de transición energética. "Hay que leer", les dijo. "Este es un intento por tratar de regular los abastos de energía en el país. De ninguna manera reduce la creación de energías nuevas porque está abierta a la tecnología. Lo que no está abierta es al abuso, lo que se está combatiendo son los malos negocios aliados a las buenas conciencias, se tiene que romper los nudos de las complicidades y nidos de las corrupciones", afirmó

 

ASÍ INICIÓ

El debate del dictamen de la Comisión de Energía respecto a la iniciativa preferente que envió el presidente López Obrador a la Cámara de Diputados para reformar la ley de la industria eléctrica inició cuando el presidente de esta el morenista tabasqueño Manuel Rodríguez, subió a tribuna a leer el dictamen, acompañado de los legisladores de Morena con decenas de pancartas en defensa del tema.

Legisladores de oposición solicitaron a la presidenta de la Mesa Directiva Dulce María Sauri una moción suspensiva y de procedimiento; argumentaron que la lectura del dictamen debía ser apolítica más que un posicionamiento político de Morena en defensa del Poder Ejecutivo y el tema energético.

Legisladores de Morena argumentaron que se debe respetar su investidura y defendieron tener derecho a mostrar sus pancartas. Diputados de oposición respondieron al exhibir en los extremos de la tribuna parlamentaria mantas contra la iniciativa eléctrica presidencial.

El presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador de la bancada de Morena, Ignacio Mier, solicitó desde su curul "nos asiste la razón jurídica, política y moral, dejemos que continúe la exposición del dictamen y cuando se fije la postura del grupo parlamentario le acompañaremos en tribuna".

 

 

La diputada priista Cynthia López Castro advirtió que la reforma viola tratados internacionales, daño al cambio climático y a las energías limpias; además de que golpea los bolsillos de los mexicanos con energía más cara.

 

ADVIERTEN EXPERTOS IMPACTOS NEGATIVOS DE LA REFORMA

La reforma a la industria Eléctrica generará impactos negativos en la economía mexicana: la generación de energía más cara cuyo costo se trasladará a la tarifa que pagan los consumidores finales, advirtió el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales.

Dijo que en un año en el que es crucial tomar decisiones que encaminen a México hacia la recuperación económica, una reforma de esta naturaleza pone en riesgo el acceso a energía asequible, segura, sostenible y moderna.

Dio como referencia que los cortes en el suministro de energía eléctrica que han afectado recientemente varias zonas del país dejan lecciones importantes y una de ellas es que, para garantizar la seguridad energética México debe contar con un sistema eléctrico fuerte y diversificado. 

 


“El suministro estable de energía es indispensable para el desarrollo industrial, social y económico de México”, aseguró.

 

Uno de los pilares para el desarrollo del país está en el diseño de regulaciones y políticas que garanticen el acceso de todos los mexicanos a energía accesible, segura, sostenible y moderna.

Las empresas globales ven con preocupación la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica; la generación de energía más cara trasladará su costo a la tarifa que pagan los consumidores (familias y empresa) y a los costos de bienes y servicios finales impactando a la productividad de México, o bien a los contribuyentes.

 

 

Además, establecer subsidios adicionales a las tarifas eléctricas, generará incertidumbre a la inversión, al establecer criterios técnicos discrecionales e imponer restricciones súbitas a los productores para el acceso a la red de transmisión y distribución dañando inversiones ya realizadas con estricto apego a la legalidad y que han traído beneficios al país.

Lo anterior, dijeron, lastima la confianza, la competitividad y la percepción de México como un país atractivo para la inversión. Asimismo, vulnera al reconocimiento de la comunidad internacional sobre el compromiso de México con el estado de derecho.

Previo a la discusión y votación, las empresas globales reiteraron su compromiso con México, habían solicitado a los legisladores a reconsiderar su posición sobre la iniciativa de reforma a la industria eléctrica.

 

IMPACTOS NEGATIVOS DE LA REFORMA EN LA ECONOMÍA:

*Generación de energía más cara: el costo se trasladará a la tarifa que pagan los consumidores finales y los costos de bienes y servicios

*Incertidumbre para la inversión: al establecer criterios técnicos discrecionales e imponer restricciones a los productores; puede haber proyectos que pudieran dejar de ser económicamente viables en el país

*Inhibición de la competencia y libre concurrencia: se haría imposible competir frente a la CFE y que nuevos participantes ingresen al mercado, afectando a los usuarios finales

*Transgresión de acuerdos internacionales: de comercio e inversión como el T-MEC y el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea que abarcan medidas que van desde la protección de inversiones hasta compromisos ambientales internacionales

*Eliminación potencial de alternativas limpias para el abasto de energía: significará un retroceso en los compromisos de México con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. En el caso de México existe el compromiso de reducir, sin condiciones, 22% de los gases de efecto invernadero y 51% de carbono negro y generar 35% de energías de fuentes limpias para 2024