México cumple un año del primer caso confirmado de covid-19 sumando más de 2.2 millones de contagios confirmados y 180 mil muertos por el virus, más una estrategia contra la pandemia para el olvido protagonizada por el presidente Andrés Manuel López Obrador

Sin importar el momento de la pandemia, el presidente se ha caracterizado por sus comentarios, así como por actos desafortunados y fuera de lugar que reflejan por qué México es el tercer país con más muertos de covid-19 y con la mayor letalidad del virus en el mundo. 

 

 

HAY QUE ABRAZARSENO PASA NADA

El 4 de marzo del 2020, cuando México reportaba cinco casos de covid-19 y la Secretaría de Salud  ya llamaba a mantener sana distancia y evitar el contacto cercano con la gente, el presidente la contradecía pidiendo a la población que se abrazara porque "no pasa nada".

"Una cosa nada más para terminar. Miren, lo del coronavirus, eso de que no se puede uno abrazar; hay que abrazarseno pasa nada", dijo López Obrador al finalizar su conferencia de prensa matutina. 

 

 

MORDIDA A NIÑA

Pese a que avanzaba la pandemia, el presidente seguía con sus giras en el país, donde se aglomeraba la gente para saludarlo. 

El 14 de marzo, cuando había 41 casos confirmados de covid-19, el presidente realizó una gira por la Costa Chica de Guerrero donde saludando y abrazando a la gente saludó de beso a una menor en lo que parecía más bien una mordida en su mejilla

Por este hecho, el presidente fue duramente criticado en redes sociales con comentarios como "a las niñas no se les toca". 

 

 

NO QUISO GEL

El 17 de marzo, cuando ya había en el país 93 contagios confirmados de covid-19, el presidente rechazó utilizar gel antibacterial antes de iniciar la conferencia mañanera en Palacio Nacional.

Al ingresar al salón, una trabajadora del Palacio le ofrece gel antibacterial y el presidente lo rechaza. El hecho fue captado en video.

La negativa de usar gel antibacterial, una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar la propagación del virus, era el inicio de la postura de Andrés Manuel ante las medidas de sanidad.

 

 

DETENTE

El 18 de marzo, el mismo día que la Secretaría de Salud informó el primer deceso oficial por covid-19 en México, el presidente mostró una imagen religiosa que dijo lo protegería del virus

"Vamos a estar más tranquilos porque ya tenemos hecho todo lo que se va a aplicar en el caso del agravamiento de la crisis (de la pandemia); pero les digo, el escudo protector es como el detente", dijo López Obrador en la conferencia mañanera mientras sacaba la imagen religiosa de su cartera.

Al asegurar que las imágenes que le regala la gente son sus "guardaespaldas", leyó lo que estas decían: "Detente enemigo que el corazón de Jesús está conmigo".

 

 

NO DEJEN DE SALIR

El 22 de marzo del 2020, cuando México ya sumaba 316 casos de covid-19 y dos defunciones por el virusLópez Obrador llamó a la gente a que saliera de sus casas

"No dejen de salir, todavía estamos en la primera fase (de la pandemia), yo les voy a decir cuando no salgan, pero si pueden hacerlo y tienes posibilidad económica, sigan llevando a la familia a comer a los restaurantes, a las fondas, para fortalecer la economía familiar, la economía popular", dijo el presidente en un video compartido en sus redes sociales. 

 

 

COMO ANILLO AL DEDO

El 4 de abril del 2020, fecha en la que el país sumaba mil 510 contagios y 50 defunciones, el presidente aseguró que la pandemia le había quedado como "anillo al dedo" para "afianzar" la 4T.

"Esto no va a tardar y vamos a salir fortalecidos porque no nos van a hacer cambiar en nuestro propósito de acabar con la corrupción y que haya justicia en el país. Por eso vamos a salir fortalecidos, o sea, que nos vino esto como anillo al dedo para afianzar el propósito de la transformación", dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

 

 

 

USARÉ CUBREBOCAS CUANDO SE ACABE LA CORRUPCIÓN

Más allá de la negativa a usar gel antibacterialLópez Obrador ha rechazado utilizar cubrebocas, una de las principales medidas para evitar el contagio de covid-19. En contadas ocasiones el mandatario se ha visto usándolo.

Cuando fue cuestionado por ello el 31 de julio, momento en que México ya sumaba 424 mil 637 contagios y 46 mil 688 muertos, el presidente dijo que solo usaría el cubrebocas cuando se acabe la corrupción

"Me voy a poner un tapaboca cuando no haya corrupción [...] Hagamos ese acuerdo, vamos a apurarnos a acabar con la corrupción para ponerme mi tapaboca para que ya no hable", dijo López Obrador en la conferencia mañanera. 

Para Andrés Manuel usar cubrebocas es un tema de censura y no uno de salud pública. 

 

 

YA NO CONTAGIO

Luego de dos semanas aislado debido a su contagio de covid-19, el presidente regresó a las conferencias matutinas el 8 de febrero del 2021. Ahí fue cuestionado sobre si, luego de haber padecido el virus, usaría cubrebocas; él contestó que no, porque ya no contagia

"No, no, ahora ya además, de acuerdo a lo que plantean los médicos, ya no contagio", dijo en la mañanera. 

 

 

Ese día, México ya sumaba 166 mil 731 muertos por covid-19