Ciudad de México.- La Secretaría de Educación Pública informó que el regreso a clases de forma presencial en escuelas públicas y privadas será cuando el semáforo epidemiológico sea de color  verde, con lo que desestima el regreso a las aulas el 1 de marzo.

 

Asimismo, informó la educación en modo presencial está sujeta a las disposiciones de las autoridades sanitarias y educativas federales, con la finalidad de que el regreso a las aulas sea " seguro, ordenado, gradual y cauto".

 

La SEP aclaró que cuando el semáforo esté en verde las instituciones educativas deberán de cumplir con las medidas preventivas necesarias como "la limpieza profunda de los planteles escolares; aplicar filtros de corresponsabilidad sanitaria; guardar sana distancia y usar cubrebocas, entre otras".

 

IRRESPONSABLE, ANUNCIO DE VOLVER EL 1 DE MARZO

 

Las asociaciones de Escuelas Particulares y de padres de familia Misión Rescate, ambas del Estado de México, calificaron de irresponsable el anuncio hecho ayer por la Asociación Nacional de Escuelas Particulares en el sentido de que los colegios privados reabrirán sus aulas el 01 de marzo, sin importar el semáforo epidemiológico, y descartaron sumarse a esta iniciativa, toda vez que no existen condiciones sanitarias para hacerlo, sin poner en riesgo a los alumnos, profesores y tutores.

 

Entrevistadas por separado, ambas organizaciones coincidieron en señalar que también sería imprudente una apertura anticipada de las escuelas privadas, pues la mayor parte de la población no ha sido vacunada contra la covid-19, lo que podría originar un nuevo rebrote en la población, ya que, por su naturaleza, las clases presenciales aumentan la movilidad de la gente.

 

Indicaron que, aun cuando solo se considere un retorno mixto, el hecho de que los alumnos vayan en grupos de nueve personas por solo 40 minutos, como se ha planteado, implicaría que muchas personas tengan que salir de sus hogares con los niños, abordar una unidad del transporte público y esperar afuera de los planteles para regresar a sus casas, lo que pondría en riesgo a los estudiantes y sus tutores.

 

SE DESLINDAN DE DECISIÓN EN EDOMEX

 

El presidente de la Asociación de Escuelas Particulares del Estado de México, José Manuel Díaz Orozco, indicó que esta organización se deslinda completamente del anuncio hecho por la organización nacional, pues, en el caso de la entidad, se privilegiará el derecho a la salud y a la vida por encima del de la educación, el cual no se ha visto vulnerado a pesar de la pandemia de la covid-19, pues se mantiene mediante clases en línea.

Indicó que, a pesar de la situación económica que enfrentan los colegios particulares por el cierre parcial que han tenido a lo largo de este año y que los ha llevado a reducir su matrícula hasta en 50 por ciento, se apegarán a las decisiones de los gobiernos federal y estatal para regresar a las aulas cuando sea seguro para todos los involucrados.

 

Señaló que la crisis económica ha originado que 300 de las cuatro mil 500 escuelas privadas que existen a lo largo y ancho del territorio mexiquense hayan solicitado una suspensión o una baja temporal de su incorporación a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el resto opera a la mitad de su capacidad,  aunque, en el caso de la educación preescolar, la matrícula se vio afectada hasta en 70 por ciento, por lo que, aunque acatarán las disposiciones oficiales, han solicitado al gobierno mexiquense que se permita la reapertura cuanto antes, una vez que sea posible.

 

José Manuel Díaz aseveró que, en los últimos meses, las escuelas privadas han trabajado para adaptar sus instalaciones para que sean seguras, al tiempo en que han sanitizado los planteles, por lo que estarán listos cuando se establezca la reapertura segura.

 

PADRES DE FAMILIA PIDEN REGRESO HASTA QUE SEMÁFORO ESTÉ EN VERDE

 

Por su parte, el coordinador de Misión Rescate, Carlos Aguirre, dijo que la postura de los padres de familia es que el regreso a las escuelas ocurra hasta que el semáforo epidemiológico se encuentre en color verde y una vez que las autoridades sanitarias y educativas acrediten que las instalaciones cuentan con las condiciones favorables para su reapertura, además de que se hayan establecido los protocolos suficientes para que los estudiantes tomen clases de una manera sana.

 

 

Afirmó que México debe aprender de la experiencia que han tenido otros países que han realizado un retorno a las escuelas, quienes han enfrentado tres o más picos del SARS-Cov2, por lo que no está garantizado que pueda ser seguro un retorno, ante las condiciones que enfrenta el país y en las que recientemente superó el pico más alto de toda la emergencia sanitaria.

 

Carlos Aguirre comentó que el riesgo de contagio estaría latente, pues los niños más pequeños pueden intercambiar sus cubrebocas sin que los profesores se den cuenta, lo podrían perder o, en su caso, se podrían presentar un robo inocente de éste entre los menores, lo que los pone en riesgo tanto a ellos como a sus padres.

 

Asimismo, consideró que los docentes también corren un riesgo, por lo que es necesario que se asegure su salud, con la aplicación de la vacuna contra la covid-19, aunque no se debe anteponer la aplicación de dosis a este sector para apresurar el regreso a clases, pues ésta debe ser conforme a los grupos de edad, como está ocurriendo con todas las actividades económicas.