Yanga, Ver.- Cinco personas fueron detenidas por elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México, por su presunta participación en el robo cometido la madrugada de este miércoles 24 de febrero en la tienda Samborns de Plaza Américas, en la ciudad de Boca del Río.

La detención fue realizada en el municipio de Yanga, a unos 100 kilómetros del sitio en donde fue cometido el robo, en donde fueron ubicados al momento de que se implementó un operativo de seguridad en la zona.

Alrededor de las 14:00 horas fueron ingresados en la Fiscalía Regional de Córdoba, con apoyo de la Policía Municipal y de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, en espera de que sea definida su situación legal.

El robo en la tienda Samborns fue reportado cuando empleados de la tienda iniciaron su turno la mañana de este miércoles y se percataron que personas habían ingresado al establecimiento en el transcurso de la madrugada.

Para ingresar los ladrones tuvieron tiempo de atravesar unos 200 metros por el estacionamiento del centro comercial, en donde rompieron un vidrio de las puertas exteriores de la tienda, para entrar y posteriormente sacaron aparatos electrónicos y televisores.

A pesar de que la plaza cuenta con seguridad que resguarda por las noches, aparentemente los delincuentes entraron y salieron durante esas horas sin ser detectados por los guardias, ya que no reportaron los hechos.

La tienda Sanborns de Plaza Américas cuenta con tres entradas, una en la parte interior de Plaza América, y otras dos en el exterior que son de cristal y sin cortina o reja de metal que las proteja.

Uno de los marcos de vidrio de la puerta exterior fue roto con una palanca, los delincuentes dejaron tirados algunos objetos de valor que ya no se llevaron, entre ellos perfumes y una televisión aún dentro de su caja.

Hace casi un mes, el 28 de enero, se registró otro robo en la tienda Sanborns ubicada en el centro de la ciudad de Veracruz, en donde un grupo de personas realizaron un atraco similar.

En esta ocasión fueron detenidas un grupo de personas originarias de la Ciudad de México, quienes habían logrado eludir a las autoridades hasta el municipio de Acajete, donde fueron atrapados con el botín.