OAXACA.- Antonio C.L., "Toño Masudo", es en Juchitán de Zaragoza, municipio de Oaxaca, el sujeto que mayor indignación social ha causado en los últimos días, tras haber terminado con la vida de Carolina, una joven zapoteca de 28 años de edad a quien durante 10 años golpeó y torturó.


La última vez, Antonio C.L, quien podría enfrentar 50 años en prisión por feminicidio, le ocasionó lesiones extremadamente graves que llevaron a la joven a 12 días de agonía en el hospital, en donde finalmente falleció. Ella había estado amarrada a una silla durante varios días, golpeada y lesionada con un machete.
 
Carolina, víctima de feminicidio. 


Carolina, a quienes sus familiares y amistades la describieron como una mujer dulce y amable, vivía en pareja con Antonio C.L. En distintas ocasiones dejó la casa del agresor, pero bajo amenazas y chantajes era llevada nuevamente.
 

De acuerdo con el Grupo de Mujeres 8 de Marzo, A.C. quien dio acompañamiento al caso, el lunes 8 de febrero Carolina, fue canalizada por la fiscalía de Juchitán al Centro de Apoyo y a la Mujer Istmeña, CAAMI "Rosario Ibarra" y llevada por la patrulla de género a sus instalaciones sin poder sostenerse de pie. De inmediato la trasladaron al Hospital, Macedonio Benítez Fuentes.


Carolina refirió que el día viernes 5 de febrero Antonio C.L. infringió actos de violencia física con diversos objetos en todo el cuerpo: palos, cables de luz, varillas, machete, barreta, la amarró, le cortó una parte de la mano con la intención de matarla. Como pudo logró salir del hogar donde habitaba con el agresor.


Años atrás, en 2012 a raíz de los golpes estando embarazada perdió la vida su bebé que fue extraído de su vientre con signos de violencia física. Ella se vio obligada a regresar con él porque constantemente la amenazaba con arma de fuego. 


Durante su estancia en el hospital en esta última ocasión, a Carolina le practicaron varias trasfusiones de sangre, intervenciones quirúrgicas, entre otros procedimientos ya que también fue envenenada.


El 12 de febrero finalmente falleció y organizaciones sociales, familiares y amistades de la joven emprendieron una campaña exigiendo justicia y la aplicación de la pena máxima contra Antonio C.L, quien fue detenido por el delito de feminicidio en grado de tentativa, actualmente reclasificado a feminicidio.


De acuerdo al monitoreo de violencia feminicida del Grupo de Estudios Sobre la Mujer (GESMujer) Rosario Castellanos, 295 niñas y mujeres han sido asesinadas de manera violenta desde la declaratoria de alerta por violencia de género en Oaxaca, 15 en lo que va del año.


El mismo reporte señala que el 27 por ciento de los asesinatos violentos han ocurrido en la propia casa de las víctimas y en el caso de Carolina, murió en el hospital después de haber sido fuertemente golpeada en su hogar por su pareja sentimental.


"La violencia hacia las mujeres y las niñas no es normal, detectar y atenderla a tiempo debe ser una prioridad de las instancias públicas de prevención, atención y sanción de la violencia basada en el género, pues de no hacerlo, la violencia crece en frecuencia e intensidad y puede llegar incluso hasta el feminicidio", señaló el GESMujer a través de un comunicado.