Durante el confinamiento del año pasado por la pandemia del nuevo coronavirus, las mujeres en México consumieron más alcohol y cigarro que los hombres, pues en la primera droga legal las mujeres alcanzaron un 39.7 por ciento de consumo por 28.1 por ciento de los varones y en tabaco ellas registraron un 31.2 por ciento de consumo por 20.6 por ciento de los varones.

Lo anterior se deriva del "Estudio Hemisférico de Patrones de Consumo de Sustancias PsicoactIvas durante la Pandemia de covid-19", hecho por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Comisión Nacional contra las Adicciones.

Por medio de este estudio también se supo que quienes eran consumidores frecuentes a las drogas más comerciales, como la marihuana y cocaína, migraron al consumo de fármacos que se venden sin prescripción en las farmacias, centros comerciales o tiendas de conveniencia.

En lo que respecta al consumo de drogas ilegales, el año pasado la marihuana se mantuvo en un 20 por ciento en hombres y 11 por ciento en mujeres, "pero los usuarios que ya son regulares al consumo de sustancias migraron a consumir medicamentos fuera de prescripción, algunos fármacos que causan adicción, obviamente las farmacias estaban abiertas siempre y el 59.9 por ciento de las personas encuestadas manifestó haber dejado el consumo de drogas ilegales en los últimos 12 meses por medio del confinamiento, entonces, lo que estaba al alcance como las tiendas de conveniencia, las tiendas departamentales o farmacias, se emigró a eso, al alcohol, al tabaco y a los fármacos", refirió el director del IMCA.

Estudios también revelan que las mujeres y hombres en México siempre han ido a la par en el consumo de drogas, llámense legales o ilegales, aunque se tiene la percepción de que ellas registran menos porcentaje de consumo que los varones, sin embargo, un análisis realizado por la Junta Internacional de Estupefacientes, señala lo contrario.

"La mujer por diferentes fenómenos acude menos a consulta, por estigmatización, por opresión de su pareja, por parte de la familia o de los hijos, más bien creo que siempre ha estado este fenómeno, solo que es un fenómeno que no tenemos registrado así en pacientes porque acuden menos, por discriminación o por abuso", agregó Fernández Clamont.

El hecho de que el año pasado las mujeres en edad productiva hayan incrementado su consumo de alcohol y tabaco, se debe en mucho a que estuvieron sujetas a más estrés que los hombres, ya que tenían que trabajar, quienes tenían empleo y atender las tareas de su hogar, por lo que fueron susceptibles en su estado emocional, mientras que los hombres tuvieron la oportunidad de emplearse fuera de su hogar.

En redes sociales el IMCA se encuentra como: El Instituto Mexiquense contra las Adicciones y todos sus servicios son gratuitos.