Tuvieron que pasar seis décadas para que Caritina Hernández Viveros fuera coronada reina del Carnaval 2021, la pandemia del covid no la detuvo para que cumpliera su sueño.

La mujer originaria del barrio de la Huaca fue líder de una de las comparsas de bastoneras más antiguas del puerto de Veracruz.

La voz de Caritina se escucha entusiasmada, mientras recuerda que, cuando era joven veía a las reinas y carros alegóricos y la piel se le erizaba de la emoción, tras 60 años ese entusiasmo permanece como la primera vez que formó parte de una comparsa.

“Yo dije: algún día seré reina, pero eso costaba muchos y pues ahora se me dio la oportunidad de ser reina, de que me nombraran, de que se fijaran en mi persona”, comentó orgullosa.

La mujer de 90 años lleva por dentro la energía e ímpetu de un alma joven, admite que a su edad todavía le gusta bailar y nunca ha faltado a ningún desfile del Carnaval, acompañada siempre de su grupo de “Bastoneras del 14”.

Su primer contacto con esta fiesta fue como participante de uno de los grupos que se formaban para bailar, cuando los desfiles todavía se realizaban en la avenida Independencia, en ese entonces el carnaval era completamente diferente.

“Cuando era joven participé en unos grupos, porque no eran comparsas, éramos siete personas y nos vestíamos de capuchón, era azul marino, nomás con unos hoyitos para que viéramos por ahí y en el capuchón de arriba tenía un moño y unas piedritas para identificarnos”, cuenta.

Desde entonces comenzó su amor por la máxima fiesta jarocha, después de eso fue integrante de las “Bastoneras del 14”, tiempo después quedó a cargo del grupo, el que lideró por 32 años.

Fue en ese liderazgo que cambió el rumbo de las bastoneras, de ser una comparsa chusca, pasaron a ser lo que ahora conocemos, mujeres con vestimenta de piedras y realizando coreografías apoyadas por un bastón.

A través de los años, Caritina fue reconocida por varios medios y personas quienes hasta el día de hoy admiran el entusiasmo con el que participa en cada uno de los carnavales, también por la antigüedad que la hizo merecedora de diversos reconocimientos.

El año pasado fue nombrada como “Mamá Rumbas 2020”, por la alegría que despide en cada desfile en el que participa.

“Cuando oigo la música, los güiros, los timbales todavía bailo (…), siempre estuve con nortes, agua, sol, ahí estuve los cinco días de desfiles, ahí estuve presente. Yo tengo un cuadro en el IVEC, donde están todas las Bastoneras del 14 y yo estoy por delante, tengo un vídeo en la casita de Agustín Lara que se llama A trás del Espejo, me dieron también la medalla de Paco Píldora”, dice entusiasmada.

Un amor que pasó de generación en generación

El amor que Caritina tiene por el Carnaval se lo transmitió a sus hijas, nietas y bisnietas, ahora son ellas las que planean continuar con la tradición.

“Tengo tres legados que van a continuar, porque a todas nos gusta ser bullangueras, nos gusta el baile, somos de salsa de todo eso”, dice.

Rosario Arellano es la hija de Caritina, actualmente está a cargo de la comparsa “Bastoneras del 14”, describe a su madre como una mujer alegre, la cual pese a todo siempre ha mantenido firme su gusto por el Carnaval.

“Ella nunca ha dejado de estar con nosotros, da sus ideas y yo las llevo a cabo, hemos ido tratando que las Bastoneras del 14 vayan cada día mejor y no se pierda esa tradición y el legado que mi madre ha dejado en manos mías”, contó Rosario.

Pese a que doña Caritina no ve bien, por lo que necesita una operación en uno de sus ojos, en todo lo demás goza de buena salud y siempre está cuidada por sus hijos.

Ahora con el virus del covid tratan de tener las medidas de sanidad necesaria para no correr el riesgo de contraer el covid.

Carnaval virtual no fue impedimento para que disfrutara la fiesta

Debido a la emergencia sanitaria y como medidas para controlar la propagación del virus, este año el Carnaval 2021 será virtual, todos los eventos como “La Quema del Mal Humor”, la coronación de los reyes y reinas fueron realizadas mediante transmisiones virtuales.

Los desfiles clásicos también fueron transmitidos por Facebook, al igual que no se llevará a cabo el entierro de “Juan Carnaval.

Este detalle no fue impedimento para que Caritina dejara de disfrutar la fiesta, aunque admite que no es lo mismo que estar de forma presencial en contacto con los espectadores y demás participantes, dice que ella lleva la fiesta por dentro, por lo cual siempre trata de mostrar la mejor actitud.

“No sentí que fuera virtual, para mí el Carnaval lo tengo casi por dentro, toda la música todo el entusiasmo, lo demás es visual”, finalizó.