La Secretaría de Salud (SS) informó que van 55 mil 083 casos confirmados de covid-19 en Veracruz.  Han sido estudiados 111 mil 051 casos, de los cuales 45 mil 067 resultaron negativos.

 

Desde el inicio de la pandemia han fallecido 8 mil 051 veracruzanos y veracruzanas en 196 municipios; así mismo, 10 mil 901 casos sospechosos continúan en investigación.

 

De acuerdo con el Semáforo de Riesgo Epidémico, en amarillo todas las actividades laborales están permitidas, es posible abrir los espacios públicos (con aforo reducido) y, como en otros colores, las tareas diarias deben realizarse siguiendo las medidas básicas de prevención, cuidando sobre todo a las personas en mayor riesgo.

 

Autoridades señalan que los contagios han disminuido, y que quienes presentan un cuadro grave tienen que ser hospitalizados, mientras que aquellos con síntomas leves pueden convalecer en casa bajo vigilancia.

 

Las personas con síntomas leves o asintomáticos deben guardar estricta cuarentena, porque igualmente son capaces de transmitir el virus.

                                  

Es sumamente importante identificar los signos, y buscar asistencia médica oportunamente, respetar los protocolos sanitarios y permanecer el menor tiempo en los establecimientos a la hora de realizar las compras.

 

Jarochos no atienden llamado de quedarse en casa

 

Pese la cancelación del Carnaval de Veracruz 2021, jarochos y turistas abarrotaron las playas de la zona metropolitana para disfrutar del clima caluroso de hasta 32 grados Celsius que se sintió en la conurbación previo al ingreso del Frente Frío Número 39.


Habitantes y turistas que arribaron a la zona conurbada Veracruz-Boca del Río se aglomeraron en la zona de playas, esto después de que ambos municipios cambiaron de color en el semáforo epidemiológico regional diseñado por la Secretaría de Salud del estado. 

 

Con el arribo a las playas, los jarochos sustituyeron la celebración del Carnaval de Veracruz 2021, que este fin de semana se hubiera festejado con los tradicionales desfiles a lo largo del boulevard Manuel Ávila Camacho.

 

Aunque las autoridades cancelaron las fiestas carnestolendas para evitar aglomeraciones en los desfiles y eventos masivos, les fue imposible impedir la reunión multitudinaria de los jarochos en playas como Villa del Mar.