La pandemia de covid-19, que azota al país y a Veracruz desde marzo de 2020, supondrá un reto para las autoridades electorales en el fomento de la participación ciudadana el próximo 6 de junio, día que se renovarán las 50 curules del Congreso del estado, los 212 ayuntamientos y las 20 diputaciones de mayoría relativa que tiene Veracruz en el Congreso de la Unión.

Si bien es la primera vez que en la entidad se realizan simultáneamente comicios legislativos y municipales, junto con los legislativos del ámbito federal; en los cuatro últimos procesos electorales (2015-2016-2017-2018) la participación ciudadana ha incrementado más de 10 por ciento, aunque para entonces el escenario no estaba marcado por la emergencia sanitaria que supone el nuevo coronavirus.

Y es que las restricciones que suponen las medidas sanitarias con el establecimiento de un semáforo epidemiológico para frenar la propagación del SARS-CoV-2, podría desalentar la asistencia de los 5 millones 915 mil 310 veracruzanos habilitados para emitir su sufragio.

Tanto el Instituto Nacional Electoral (INE), como el Organismo Público Local Electoral (OPLE), han emitido acuerdos en los que exhortan a los partidos políticos, precandidatos, futuros candidatos, aspirantes independientes y futuros contendientes por esta vía, a observar en sus actividades proselitistas las directrices de las autoridades de Salud.

Además, y dentro del ámbito de su competencia, la máxima autoridad comicial en México ya estableció diversos protocolos que se deben seguir el día de las votaciones, para evitar la propagación de la enfermedad que hasta este 1 de marzo había contagiado a 55 mil 154 personas y causado la muerte de 8 mil 56 más en Veracruz.

Protocolos para votaciones

Desde el punto de vista del consejero, considerando el tema sanitario derivado de la contingencia por el SARS-CoV-2, el Consejo General del OPLE debería aprobar dos protocolos: el primero sobre el traslado y manejo de los paquetes electorales días antes, el día de la jornada y al término de ésta desde las casillas a los consejos municipales y distritales respectivo.

“Poder emitir un protocolo general sobre el tratamiento de los paquetes electorales y sobre el funcionamiento mismo de los Consejos Distritales y Municipales durante el periodo de campañas y de las sesiones de escrutinio y cómputos. Creo necesario desde mi opinión que el OPLE pueda emitir un acuerdo respecto de las medidas de sanidad pública que debemos tomar al interior de los 242 órganos desconcentrados”, enfatizó.

El consejero acotó que el otro sería para el desarrollo de las campañas electorales y el día de la jornada electoral respecto de los actos públicos y las condiciones en que estos se puedan realizar.

“Es un análisis que todavía estamos a tiempo de hacer y que en su oportunidad debiese ser aprobado a más tardar en los primeros días de mayo, para que se pueda aplicar a partir del 4 de mayo”, precisó.

Cabe señalar que el Instituto Nacional Electoral ya hizo lo propio el pasado 24 de febrero, cuando emitió cuatro protocolos de medidas sanitarias para las sesiones de cómputos distritales; el almacenamiento de documentación hasta la recepción de paquetes electorales; operación de casillas únicas y entrega de documentación federal y local.

Estos documentos se basan en las indicaciones y disposiciones dictadas por los órganos colegiados del INE, el Grupo INE C-19, el grupo de expertos en materia de salud, así como en los comunicados de las autoridades del Sector Salud del Gobierno Federal.

Con ellos se brinda a las personas que participarán en el desarrollo de cada uno de los subprocesos de la preparación y desarrollo de la jornada electoral, una serie de medidas que coadyuvarán a la salvaguarda de su salud.

Elecciones no incrementan contagios

Desde el órgano comicial nacional, algunos de sus integrantes como José Roberto Ruiz Saldaña han insistido que no existe evidencia científica que sostenga que haya una relación entre las elecciones y el aumento de contagios por covid-19.

“No es cierto que hay un nexo causal entre proceso electoral y aumento de contagio, no es posible sostener que ya hay evidencia científica que eso suceda”, comentó durante su participación en el curso “Cobertura Electoral dirigido a Medios de Comunicación Locales”, el pasado 19 de febrero.

Puso como ejemplo los estados de Coahuila e Hidalgo, donde según él, el comportamiento de la pandemia no se alteró por el hecho de que personal de instituto salió a campo durante la preparación de la jornada electoral.

“Coahuila traía su comportamiento propio de la pandemia el año pasado y no estaba en rojo cuando estábamos en campo y otro estado vecino como Chihuahua, que no tenía elección, estaba en rojo y con muchas dificultades”, manifestó.

Ruiz Saldaña reiteró que no hay una relación automática, ni siquiera indirecta entre el proceso electoral y el aumento de contagios del SARS-CoV-2.

2018, votación histórica

En las elecciones de 2018, que a nivel local permitieron la renovación de los 50 integrantes de la actual legislatura y la titularidad del Poder Ejecutivo, hoy en manos del morenista Cuitláhuac García, participaron 3 millones 786 mil 921 electores, es decir, el 65.56 por ciento de los 5 millones 775 mil 918 que conformaban en ese entonces la lista nominal. 

Un año antes, en la jornada para elegir a las autoridades de los ayuntamientos que dejarán sus puestos el próximo 31 de diciembre, la participación fue del 58.77 por ciento con 3 millones 193 mil 921 votantes, de los 5 millones 575 mil 719 que podían ejercer este derecho. 

Mientras que, en 2016, cuando se eligió al ex gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares por dos años, el 54.19 por ciento de los veracruzanos acudieron a las urnas (3 millones 66 mil 671 de los 5 millones 671 mil 125 que confirmaban el listado nominal). 

En 2015, las primeras elecciones organizadas por el OPLE (antes Instituto Electoral Veracruzano) para diputaciones locales, la participación fue del 53.67 por ciento, con 3 millones 43 mil 492 de votación, cuando los veracruzanos habilitados para sufragar eran 5 millones 671 mil 125.

Estiman 54 por ciento de participación en 2021

El consejero del OPLE y presidente de la Comisión Permanente de Prerrogativas y Partidos Políticos, Juan Manuel Vázquez Barajas, aseguró que la meta es que la participación en comicios venideros sea de al menos el 54 por ciento

Para ello, aseguró, trabajan en una estrategia global que se orienta mayormente al trabajo virtual, en línea y a través de redes sociales para potencializar que vayan a votar el próximo seis de junio. 

“Sin duda el escenario no es fácil, es una de las metas que tenemos tanto el INE, como los 32 OPLE. Estoy seguro que dentro de esos temas de retos mayores está poder conservar cuando menos el porcentaje de votación que en forma intermedia se ha dado en las elecciones municipales”, expresó.

Reiteró que lo ideal es mantener como meta y como reto un porcentaje de participación del 54 por ciento; sin embargo, dijo que hay que esperar cómo se comporta la pandemia y cómo reaccionan los ciudadanos a las campañas electorales, que a nivel federal son de 60 días (del 4 de abril al 2 de junio) y a nivel local son de 30 días (del 4 de mayo al 2 de junio).

Vázquez Barajas reconoció que las condiciones de la pandemia, la no realización de actividades en público y el establecimiento de reglas de sana distancia, han obligado a una logística electoral diferente a la que se hizo para los procesos electorales de 2018, 2017 y 2016.

Añadió que Veracruz muestra un escenario muy diverso en este año porque por primera vez, el ente comicial instala 30 Consejos Distritales y 212 Municipales, lo que hace que haya interés electoral en todo el Estado, al tratarse de la renovación de todas las alcaldías.

“El reto de la autoridad es llegar al 54 por ciento; sin embargo, hay que esperar, no podemos afirmar que vamos a llegar a ese porcentaje, pero tampoco podemos negar la posibilidad de lograrlo o un poco más”, reiteró.

Votación histórica

En las elecciones de 2018, que a nivel local permitieron la renovación de los 50 integrantes de la actual legislatura y la titularidad del Poder Ejecutivo, hoy en manos del morenista Cuitláhuac García, participaron 3 millones 786 mil 921 electores, es decir, el 65.56 por ciento de los que 5 millones 775 mil 918 que conformaban en ese entonces la lista nominal. 

Un año antes, en la jornada para elegir a las autoridades de los Ayuntamientos que dejarán sus puestos el próximo 31 de diciembre, la participación fue del 58.77 por ciento con 3 millones 193 mil 921 votantes, de los 5 millones 575 mil 719 que podían ejercer este derecho. 

Mientras que, en 2016, cuando se eligió al ex gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares por dos años, el 54.19 por ciento de los veracruzanos acudieron a las urnas (3 millones 66 mil 671 de los 5 millones 671 mil 125 que confirmaban el listado nominal). 

En 2015, las primeras elecciones organizadas por el OPLE (antes Instituto Electoral Veracruzano) para diputaciones locales, la participación fue del 53.67 por ciento, con 3 millones 43 mil 492 de votación, cuando los veracruzanos habilitados para sufragar eran 5 millones 671 mil 125.