Coatzacoalcos, Ver.- Entre el ruido y vibraciones que generan los trabajos de demolición del “Hotel Bringas”, con más de cien años de historia, Mercedes Pineda trata de recordar aquellos momentos en los que veía entrar y salir huéspedes del inmueble, ubicado en el centro de la ciudad de Coatzacoalcos.

La señora de 80 años nació en un departamento de lado derecho del edificio que es destruido y que en un mes se reconstruirá una tienda departamental.

 

 

Fundado en la década de 1920 por el matrimonio conformado por la señora Consuelo y don Enrique Bringas, el “Hotel Bringas” se convirtió en uno de los inmuebles más emblemáticos en Coatzacoalcos, donde todo aquel que pasa recordaba alguna anécdota.

 

“Yo lo recuerdo como un hotel de lujo, muy modesto y familiar y nosotros tuvimos mucha amistad con los dueños y nunca tuvimos problemas, toda la cuadra éramos amigueros y nos ayudaban mucho los dueños del hotel cuando necesitábamos algo, incluso daban trabajo a muchos vecinos en este hotel”, cuenta Mercedes mientras descansa en su mecedora.

 

El viejo edificio se ubica en el cruce de las calles Miguel Hidalgo y José María Morelos en el centro de la ciudad. Su fachada aún no se borra, está pintada de color amarillo como desde hace una década y bordes de color verde al igual que las letras tipo cursiva, con un logotipo formado por el puente Coatzacoalcos 2, que es conocido también como puente Antonio Dovalí Jaime.

 

 

Frente al edificio se encuentra el hotel Val Grande con menos años, pero que copio parte de sus servicios y tarifas en la década de 1980 para competir.

En contra esquina está la juguería “Chapala”, negocio que va detrás del Hotel Bringas en años y que en 2020 estuvo a punto de ser cerrado de forma definitiva ante la crisis económica que prevalece en el sur de Veracruz por la pandemia de covid.

 

Mercedes trabajó como enfermera en el hotel

Mientras recuerda los años dorados del Hotel Bringas, doña Mercedes hace un alto por el miedo que le provocan las vibraciones de los trabajos para demoler el edificio.

“Ya lo sintieron, y eso es todo el día, ya nos espanta, a ver si un día no nos cae el techo”, expresa y sonríe con temor, pues vive en la segunda planta del edificio sobre la calle Hidalgo.

Continúa con su relato y dice que cuando tenía 40 años estudió la carrera técnica en enfermería, lo que le permitió brindar sus servicios de forma particular en algunos hospitales privados.

 

“Al enterarse la señora Consuelo de que yo sabía tomar la presión e inyectar me dijo que le brindará mis servicios a su familia y lo hacía en el hotel; ya después cuando los huéspedes necesitaban de este servicio, me hablaban y ya brindaba mis servicios de enfermería en el hotel, casi siempre era para tomar presión arterial o inyectar a las personas.”

 

Ello le provoca nostalgia y se escurre una lágrima en el rostro que también demuestra los años vividos en Coatzacoalcos, donde asegura que nunca imaginó ver como demolerían al Bringas.

 

 

Asegura que dentro del hotel que recuerda con varias habitaciones, hizo grandes amigos entre los trabajadores, muchos de ellos ya fallecieron y otros se fueron de la ciudad.

 

“Yo me acuerdo de que el hotel siempre estaba limpio, con muchas luces y las habitaciones siempre bien acomodadas en sus camas y todos los servicios eran muy ordenados, porque así eran los dueños”, agrego.

 

Será una tienda departamental

A penas el año pasado se difundió el rumor sobre la compra total del edificio por parte de la cadena de tiendas departamentales “Coppel”, sin embargo, nadie imaginaba que en meses posteriores sería demolido.

 “Esta tienda Coppel permanecerá cerrada por remodelación a partir del día 16/01/2021”, se lee en una lona que fue colocada en la esquina de las calles Hidalgo y Morelos.

Al menos 10 hombres con casco naranja levantan los escombros con palas y picos que la excavadora va demoliendo; el operador de la maquinaria aplica toda la potencia, se trata de un edificio bien reforzado.

 

 

El área de trabajo está acordonada con malla naranja y con cinta amarilla, mientras que un trabajador ocupa una bandera para alejar a los transeúntes y automovilistas, pues podría caer un pedazo de escombro y golpearlos.

Los trabajos de demolición deberán durar un mes, de acuerdo con el jefe de obra, “porque después hay que comenzar a construir la tienda, que nos indicaron”.

Frente a la obra trabaja como hace 10 años don Ernesto, quien es bolero y dijo que tuvo que reubicarse mientras realizan los trabajos de demolición y posteriormente de construcción.

 

“Ya me dijo el gerente donde podría moverme, puede ser en el camellón, un poco más adelante porque como tengo muchos clientes, muchas personas que buscan mi trabajo, necesito un lugarcito, no sé otro lugar, pero no me puedo poner donde están los demás boleros”.

 

Ernesto dice que por momentos se detiene a observar los trabajos y es inevitable sentir nostalgia, pues durante meses camino y trabajo frente al hotel.

 

 

Hay temor por los trabajos

Doña Mercedes Pineda señaló que los trabajos para demoler el edificio que albergaba Hotel Brigas ha generado afectaciones en su rutina diaria, ya que el polvo que se genera comienza a afectar su salud.

Además, asegura que las vibraciones son cada vez más intensas y temen por grietas o caída de sus paredes.

 

“Como se cimbra la casa, nosotros les dijimos desde antes que iniciaran la obra que teníamos que causaran daños a las casas y departamentos, y pues así está pasando, ellos nos dijeron que se harían responsables de los daños, pero no han venido a vernos”, manifestó doña Mercedes.

 

Esta semana se han manifestado en un par de ocasiones frente a los trabajos, donde han denunciado que temen por estos trabajos.

 

 

Con el paso de los años, la historia de Coatzacoalcos es demolida

La fundación del Coatzacoalcos moderno se ubica en los primeros años del siglo XIX, la tradición oral habla de una primera población ubicada en la margen derecha del río, en el lugar donde hoy ocupa la Congregación de Allende, este dato se confirma con un mapa 1610 y con los hallazgos del Túnel Sumergido.

En los últimos años, la mayoría de los edificios antiguos que hace más de cien años albergaban centros de diversión, hoteles y a grandes personajes de la historia de Coatzacoalcos fueron abandonados o ya fueron derribados.

La arquitectura antigua de Coatzacoalcos está prácticamente perdida debido a la falta de una regulación municipal sobre las construcciones.

Estos han sido los edificios históricos destruidos en los últimos años, a los que hoy se suma el Hotel Bringas:

- La antigua estación de Ferrocarril, Inaugurada en 1909.

- El antiguo Fortín, construido en el siglo XIX y ubicado en la esquina de Lerdo y Corregidora, donde se llevó a cabo la heroica defensa y desalojo de las tropas durante la intervención francesa.

- Basamento del vigía, de planta circular y ubicada en la calle de Lerdo casi esquina con Corregidora. Recientemente derribado.

- Bodega 1 del puerto, inaugurada en 1907 y que recibió la migración de los refugiados españoles. Actualmente hay un parque con el nombre de Parque de los Estibadores.

- Escuela Vicente Guerrero, localizado en la esquina de Juárez y Morelos. Hoy la ocupa un banco.

- El antiguo bar Titanic, ubicado sobre el malecón viejo frente al paso de lanchas. Después de existir por casi 50 años, en agosto del 2017 inició su destrucción. El bar era paso obligatorio para ir al centro de la ciudad, atravesando el Callejón Brunet, que alberga un gran número de edificios que poco a poco han ido cayendo.

 

Edificios que han sobrevivido a la modernidad

De acuerdo con información que alberga el Archivo Histórico de la ciudad, estos son los que aún permanecen sin ser demolidos:

- Una vivienda particular en la calle Colegio Militar esquina con Colón, que ha sido respetada en su totalidad, construida en el siglo XIIX.

- “La Casa de Piedra”, ubicada igual en el centro de la ciudad sobre la calle Colegio Militar, sitio que albergo el Consulado de los Estados Unidos y que permanece intacta.

- El antiguo Hotel Brunet, que también fue destruido parcialmente y que se ubica en el callejón con el mismo nombre, frente al paso de lanchas.

- Una casa parroquial, en la esquina de la calle Colón esquina con Gutiérrez Zamora, del estilo de las construcciones inglesas de principios del siglo XX.

- Local de la Sociedad Mutualista de Artesanos, que permanece sin ser modificada entre las calles Llave y Carranza.

- La “Casa Hampton” ubicada en Ignacio de la Llave, entre Carranza y Morelos.

- Actual Hotel Colonial, excelente aprovechamiento comercial de una construcción de fines del siglo XIX y cuyos propietarios han respetado su construcción.

- Casa en Zaragoza esquina con Corregidora, de estilo Art Nouveau, alterada parcialmente.

- La Catedral de San José, ubicada en contra esquina del parque central y que por indicaciones de las autoridades eclesiásticas también fue modificada en su fachada.