Los partidos postulan candidatos con base en la rentabilidad electoral y los votantes los eligen sin importar si son padres, hijos o hermanos del gobernante en turno, argumentó el dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Marlon Ramírez Marín.

En conferencia de prensa, en la que se denunció el mal manejo de recursos públicos luego de que se dio a conocer el Informe de Resultados de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) 2019, planteó que todos los ciudadanos tienen derecho a votar y ser votados.

Ejemplificó que muchos hijos son médicos, maestros o abogados porque sus padres acreditaron esa profesión, incluso, algunos comunicadores realizan esa actividad porque algún familiar fue reportero.

Es por lo anterior que, afirmó, los hijos de los políticos, llámese diputados, alcaldes, regidores, síndicos y líderes partidistas, conocen de esa actividad y es por lo que deciden incursionar en la función pública, “no le puedes prohibir a nadie que pueda ser votado”.

 

“Quien decide son los electores, ustedes ponen las casillas en las secciones y los electores son los que califican los resultados (…) nosotros tomamos decisiones con base en el perfil y rentabilidad; eso no tiene nada que ver (si son familia)”, mencionó.

 

En varias regiones de Veracruz prevalece el cacicazgo de actores políticos del PRI, PAN y PRD que controlan política y económicamente algunas regiones del estado.

En la zona norte las familias Guzmán Avilés, vinculadas al dirigente del PAN; García Guzmán, del excontralor del gobierno de Javier Duarte; o los Picasso Pérez, vinculados a una banda delincuencial denominada los Pelones, tiene el control político y definen candidaturas en demarcaciones como Tantoyuca, Pánuco, Espinal y Coxquihui.

En la zona centro, existen apellidos como Zepahua Valencia y López Landeros, empresarios del ramo del transporte público, que determinan las candidaturas en el distrito electoral de Zongolica.

En el sur, apellidos como Vázquez González, ligados a Cirilo Vázquez Lagunes; Tronco Gómez, impuestos por el cacique del Sur;  Wade González, que controla el voto de petroleros; o Merlín Castro dinastía de Heliodoro Merlín, tiene influencia en municipios como Acayucan, San Juan Evangelista, las Choapas, Minatitlán y Cosoleacaque para nominar planillas municipales y fórmulas a las diputaciones locales y federales.