Veracruz, Ver.- Luego de la asistencia de cientos de bañistas a las playas de Veracruz durante el fin de semana, el alcalde Fernando Yunes Márquez señaló que el gobierno municipal no tiene jurisdicción para restringir el acceso de los turistas o jarochos en la zona, pese a las recomendaciones por la pandemia de covid-19.

Las playas del municipio son en realidad zonas federales, de las que solo puede ejercer presencia personal de seguridad nacional, como elementos del EjércitoMarina o Guardia Nacional, aclaró Yunes Márquez.

Sin embargo, la Dirección de Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT) no ha intervenido en las playas de veracruz, para bloquear o limitar el acceso de bañistas, a pesar de haberse solicitado el apoyo desde el Ayuntamiento de Veracruz.

 

 

Fernando Yunes Márquez indicó que desde hace un año, cuando comenzó la pandemia de coronavirus, solicitó a la ZOFEMAT la intervención para frenar las aglomeraciones en las costas, debido a que es general la falta de medidas de salud y sana distancia cuando se encuentran abarrotadas.

 

#Galería |¿Susana Distancia? Así lucen las playas del puerto de Veracruz luego de que la entidad pasó a semáforo amarillo. ¿Qué opinas? Más información: https://bit.ly/2ZX3SY7

Publicado por E-consulta Veracruz en Domingo, 28 de febrero de 2021

 

Asimismo, el alcalde aseguró que es competencia del Gobierno Estatal solicitar el apoyo de la Guardia Nacional para limitar y controlar el acceso a estas zonas, sin embargo, las autoridades estatales tampoco han realizado la solicitud.

Durante la actualización de casos covid-19 en Veracruz, el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, criticó las aglomeraciones ocurridas en las playas de la zona conurbada y señaló como fuente de contagios.

Yunes Márquez comparó a Veracruz con otras zonas playeras turísticas de México, en donde sí intervino la Guardia Nacional y otras corporaciones federales, y se ha contenido el exceso de visitantes en lugares como la costa de GuerreroNayarit, algunas partes de la Riviera Maya y en Mazatlán.

También negó que el cierre de acceso a vehículos del bulevar Ávila Camacho hacia las playas sea efectivo, debido a que solo se impide el paso a autos, mientras que los bañistas pueden caminar desde cuadras atrás y llegar al mar.

A diferencia del año pasado, cuando sí se observaron playas vacías al comienzo de la pandemia, el cierre de negocios ya no se puede llevar a cabo, debido a que operan con restricciones para evitar mayores pérdidas económicas en los negocios de la zona.

Pero aseguró que de ser posible, el ayuntamiento sí tiene la facultad para imponer mayores restricciones, sin embargo, dijo que esto no impactaría con la afluencia de personas.

Fernando Yunes dijo que espera a que el gobierno estatal empiece a tomar medidas con respecto a las playas para evitar que los casos de covid-19 se disparen de nueva cuenta.