El titular de la Secretaría del Bienestar, Javier May Rodríguez recordó a funcionarios de la dependencia federal, estatal y alcaldes que es delito el usar los programas sociales para la compra o coacción al voto.

En su visita a Xalapa, para informar sobre la dispersión del recurso federal de programas del bienestar, reiteró que es delito electoral condicionar la entrega de los beneficios sociales.

“No vamos a interferir ninguno de nosotros, y pues la garantía es que ya ahora es un delito. Antes no era un delito, hacían esto y muchas cosas más y ahora ya es un delito”, afirmó en conferencia de prensa.

Los programas, dijo, están blindados lo que permitirá a los 2 millones de beneficiarios en Veracruz elegir libremente a sus autoridades en la jornada electoral del 06 de junio, cuando se tendrá que renovar las 212 alcaldías y diputaciones locales.

“Precisamente el motivo de esta visita es hacer una supervisión del blindaje a los programas sociales, para que todo el personal que labora en la Secretaría de Bienestar tenga claro qué sí se puede hacer y qué no se puede hacer, e informarles a los beneficiarios que vamos a adelantar los pagos por indicaciones del Presidente para no interferir en temas electorales”.

Este viernes cinco de marzo se dispersará recursos del programa “Sembrando Vida” en beneficio de 74 mil campesinos y productores que están en el padrón y cuentan con tarjeta bancaria; para quienes reciben su apoyo en mesa de pago se comenzará entregar a partir del 15 de marzo y hasta el 3 de abril.