Las Comisiones Unidas de Justicia y Salud de la Cámara de Diputados se alistan para dictaminar, el próximo lunes a las 18 horas, las reformas para una nueva regulación de cannabis, y se espera que el martes pase al pleno.

El dictamen que circula hasta el momento, entre los legisladores integrantes de ambas comisiones, incluye diversos cambios a la minuta enviada por el Senado de la República a los diputados, en noviembre del año pasado.

La diputada Martha Tagle, de Movimiento Ciudadano, acusó que los cambios a la minuta fueron enviados por la Secretaría de Gobernación y que, de discutirse el martes en el pleno, no se podrán debatir con profundidad.

 

 

Entre esto cambios destacan la eliminación del Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis, que estaba contemplado en la minita del Senado, dejando sus tareas a la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic). 

En el segundo artículo del proyecto de Ley Federal para la Regulación de Cannabis, se indica que "corresponde al gobierno federal, por conducto de la Secretaría de Salud, de la Comisión Nacional contra las Adicciones, y de las demás autoridades competentes, el control y la regulación de los actos regulados por la presente Ley".

Se modificó también el título cuarto de la Ley que, originalmente, era sobre el Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis, y ahora es sobre las facultades de la Conadic en materia de regulación y control de cannabis psicoactivo. 

Además, se modificó el título segundo, que era sobre el uso del cannabis y ahora contempla la producción y sus derivados. Con esta modificación, se eliminó la propuesta de uso adulto y se incluyó la de autoconsumo. 

En el proyecto de dictamen se establece como un derecho de la población el consumo de marihuana, ya que se sustituyó el artículo 13, en el que se mencionaba que quedaba "permitido" el consumo en mayores de 18 años. 

Ahora, en el artículo 11, se establece que "es derecho de las personas mayores de 18 años consumir cannabis psicoactivo. El consumo deberá realizarse son afectar a terceros, especialmente a personas menores de edad". 

Se mantiene como "prohibido el consumo de cannabis en lugares denominados como ´100 % libres de humo de tabaco´, así como en escuelas, públicas y privadas, de cualquier nivel educativo". 

Los diputados también mantienen la propuesta de los senadores de elevar a seis el número de plantas que una persona puede tener en su casa para uso lúdico, y a ocho en caso de que vivan más de dos consumidores en la vivienda.