La disputa entre Miguel Ángel Yunes Linares y Julen Rementería del Puerto por el control del partido Acción Nacional se ha extendido por casi dos décadas. Ahora son sus hijos, Miguel Ángel Yunes Márquez y Bingen Rementería Molina, quienes reviven la pelea al competir por la precandidatura del Puerto de Veracruz.

Este cinco de marzo Miguel Ángel Yunes Márquez se declaró candidato a la alcaldía de Veracruz, incluso, mostró la constancia que le entregó el Comité Nacional del PAN; por su parte Bingen Rementería Molina confirmó que seguirá impugnando la resolución, pues -según la ley electoral- se tiene como plazo hasta el 28 de marzo para repetir la elección interna.

En esta ocasión el CEN del PAN también intervino, pues impugnó la resolución del Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEV) que permitía la participación de más de 400 militantes, del grupo de los Rementería, que le daría el triunfo al diputado local con licencia. 

Los padres de los dos panistas pactaron una tregua del 2014 al 2019 (para ir juntos contra el PRI y el exgobernador Javier Duarte), acuerdo que les dio resultados y le quitó al PRI el poder después de 86 años, sin embargo, a finales del 2019 revivieron su disputa que heredaron a sus hijos.  

Rementería del Puerto se formó al interior del PAN, en el año 2005 amagó con dejar el albiazul; el CEN lo sancionó por tomar las instalaciones del partido, como medida de protesta ante la reelección de Víctor “El Pipo” Vázquez Cuevas como dirigente. Acusaban que Yunes Linares estaba atrás del líder estatal.

Yunes Linares se acercó al albiazul en el 2004, a invitación de Gerardo Buganza, lo que generó malestar entre la militancia que rechazaba su incorporación. A su paso como Secretario de Gobierno en el periodo de Patricio Chirinos (1992-1998) fue acusado de represor de la oposición.

La más reciente pelea se generó por la dirigencia estatal, Yunes Linares apoyaba la reelección de José Mancha, otro sector quería a Joaquín Guzmán; cuando se invalidó el resultado y se pidió repetir la votación, Julen Rementería cambió de bando, lo que fracturó el “pacto”; la pelea se agudizó por la alcaldía de Veracruz, uno de los pocos feudos de Acción Nacional.

Yunes renunció al PRI, después de que le negaron candidatura

En el año 2004 el ahora exgobernador de Veracruz renunció a su militancia en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), alegó que un grupo se había apoderado del instituto. Entre los líderes estaba Miguel Alemán Velazco, gobernador de Veracruz (1998-2004), quien definió como su sucesor a Fidel Herrera Beltrán.

Con el exgobernador del periodo 2004-2010, también sostenía una rivalidad muy fuerte. Existen varias versiones de la pelea, se mencionó que la Secretaría de Gobierno, en el periodo de Chirinos, correspondía a Fidel Herrera por operar la elección a favor del priista, sin embargo, fue Yunes Linares quien asumió la responsabilidad. 

Yunes, manzana de la discordia entre las tribus del PAN

Al renunciar a su militancia del tricolor, empezó acercamientos con Acción Nacional, partido que le permitiría hacer contrapeso a Herrera Beltrán a quien señaló de pactar con el crimen organizado. Fue hasta el 2008 cuando se incorporó como militante y obtuvo dos cargos en el gobierno federal.

En el 2005, en calidad de simpatizante del PAN, impulsó el nombramiento y reelección de Víctor 
“El Pipo” Vázquez Cuevas, incluso, alcaldes denunciaron que, en su calidad de titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, Yunes amenazó a algunos panistas con sacar sus expedientes si no apoyaban a su candidato.

En esa época, Julen Rementería, Francisco Ávila Camberos y Adrián Ávila tomaron las instalaciones del PAN como medida de protesta por la reelección del “Pipo” Vázquez Cuevas. El comité nacional intervino, y tras validar la dirigencia estatal del aliado de Yunes, amonestó públicamente a los disidentes.

Cuando se dio la inclusión de Yunes Linares al padrón de militantes en Veracruz, los panistas, entre ellos Julen Rementería, refrendó su malestar por la incorporación del expriista, quien en el pasado los había perseguido.

Julen “traidor”, acusa Yunes Linares

Del 2005 al 2007 Julen Rementería del Puerto despachó como alcalde del municipio de Veracruz. Su sucesor fue su primo el priista Jon Rementería Sempé, al ganarle a Julio Saldaña Morán abanderado de Acción Nacional; tras la derrota Yunes Linares acusó al exalcalde de ceder la silla a su familiar.

Desde la elección de 1995 el PAN le había arrebatado el municipio de Veracruz al PRI, fue Roberto Bueno Campos el encargado de afianzar el bastión panista; 12 años después el Revolucionario Institucional lo recuperó con el primo de Julen Rementería.

Perder el municipio generó encono entre los panistas, fue Yunes Linares quien atacó a Julen Rementería, al acusarlo de “traidor”.

Le arrebatan la candidatura a Julen

En el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), Yunes Linares fue nombrado director General del ISSSTE, cargo al que renunció en 2010 para participar en el proceso interno de Acción Nacional, donde salió electo como candidato a la gubernatura. 

Durante el proceso interno se mencionó como virtuales candidatos a Gerardo Buganza, Julen Rementería del Puerto, quien en ese entonces se desempeñaba como coordinador de los Centros SCT a nivel nacional, y a Miguel Ángel Yunes Linares.

La pelea por la postulación llevó a Buganza Salmerón, quien llevó a Yunes al PAN, a renunciar a su militancia, para luego ser candidato independiente. En tanto, Julen Rementería fue más mesurado y en un evento público le levantó la mano a su opositor, reconociéndolo como el abanderado del albiazul.

Yunes Linares perdió la gubernatura contra Javier Duarte de Ochoa, en ese momento se cesó el forcejeo por el control de la dirigencia del PAN en Veracruz. 

Yunes Márquez gana Senado, Julen se queda con una pluri local

En el 2012 revivió la pelea, la campaña presidencial y la candidatura al Senado fueron motivo de la pelotera. Yunes Linares apoyaba la candidatura de Ernesto Cordero; mientras que Julen Rementería le apostó a Josefina Vázquez Mota, postulada a la elección presidencial.

En esa ocasión, lograron mediar y tanto Fernando Yunes Márquez como Julen Rementería del Puerto lograron una candidatura al Senado. Solo entró el hijo de Yunes Linares por minoría y llevó como suplente a Rosario Guzmán Avilés, hermana del actual dirigente del Comité Directivo Estatal.

Un año después, en el 2013, se organizó la elección a diputados locales y para la renovación de las 212 alcaldías. En la negociación de los espacios Rementería del Puerto logró una diputación plurinominal; se alió con otros grupos del PAN para frenar la postulación de Yunes Linares, quien buscaba llegar al Congreso local, para frenar la reforma electoral que permitió un gobierno de dos años.

En esa elección, Miguel Ángel Yunes Márquez fue candidato por la alcaldía de Boca del Río, su segunda postulación, y ganó.

Julen apoya gubernatura de dos años

Desde el 2012 se impulsó una reforma electoral que buscaba homologar las elecciones federales con las locales. La propuesta del entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa era un gobierno de transición de dos años, una vez concluido su periodo en 2016, para que en el 2018 concurrieran las elecciones de gobernador, presidente y diputados locales. 

El primero en alzar la voz ante el planteamiento fue Yunes Linares, pues se mantenía firme en su aspiración para ser candidato a gobernador de Veracruz.

En un inicio la fracción del PAN en la 62 Legislatura, que era coordinado por Julen Rementería, rechazó la propuesta, sin embargo, después de algunos meses apoyó el cambio en la Constitución de Veracruz. La adecuación afectó a Yunes Linares.

Llegan a un acuerdo, Bingen Rementería incursiona en la política 

Después de la disputa por la gubernatura de dos años, los dos panistas se sentaron a negociar, debían afianzar el triunfo para el 2016. En el acuerdo, Bingen Rementería Molina fue incorporado como candidato a la diputación local de Veracruz II y se integró a la 64 Legislatura.

Esa Cámara, como el gobierno de Veracruz, solo fue por dos años. Los diputados, con mayoría del PAN, homologaron la ley local para poderse reelegir hasta por 4 periodos consecutivos (12 años) y eso permitió a Rementería Molina participar en un segundo periodo consecutivo como representante popular.

Además, Julen Rementería fue nombrado Secretario de Infraestructura y Obra Pública; en el 2017 renunció al cargo y fue postulado al Senado de la República por segunda ocasión, esta vez sí logró entrar por primera minoría. Compitió contra Rocío Nahle y Ricardo Ahued Bardahuil, que arrasaron en las urnas.

Aunque se creía que Julen Rementería podría ser postulado a la gubernatura de Veracruz en la elección del 2018, se impuso a Miguel Ángel Yunes Márquez, como sucesor de su papá, lo que además de generar molestia entre los panistas, fue mal visto por los electores que apoyaron a Morena.

Se acaba el pacto 

Fue en el 2019 cuando los acuerdos de los políticos se vinieron a pique, la pérdida de la gubernatura generó recelo, se dijo que por una imposición del exgobernador, permitieron a Morena ganar la elección del 2018. 

Cuando llegó el momento de renovar la dirigencia, Yunes Linares validó la permanencia de José de Jesús Mancha Alarcón, aunque en un inicio se mencionó como su sucesor a Joaquín Guzmán Avilés; a pesar de que el exgobernador no lo apoyó el extitular de la Sedarpa participó en la interna.

Lo desaseado del proceso llevó a la anulación de los resultados y magistrados electorales ordenaron una nueva elección en Veracruz. En la segunda vuelta Julen Rementería, que en el primer proceso apoyó a Mancha Alarcón, se sumó al grupo de "El Chapo", actual dirigente del PAN.

En diciembre del año pasado, Miguel Ángel Yunes Márquez, regresó a la vida pública, tras perder la gubernatura en 2018, y anunció su intención de ser candidato por el municipio de Veracruz, lo que avivó las pugnas entre las dos familias, pues Bingen Rementería Molina tiene la misma pretensión.