Mientras el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) presentó denuncias por corrupción en gobiernos municipales durante 2017 y 2018, el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, afirma que pronto se procederá contra otros funcionarios de Ayuntamientos, señalando a regidores y "quizás alcaldes".

Al respecto, destaca el municipio de Cosamaloapan, mismo que fue denunciado por un desfalco a la hacienda pública por más de 121 millones de pesos durante la administración de Adriana Mass Michell, exalcaldesa de extracción priísta.

De acuerdo con el Órgano Fiscalizador presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) a través de la Especializada en Combate a la Corrupción, ya que el municipio no pudo solventar 6 observaciones que, en conjunto, las cuales superan los 120 millones de pesos, ello en la cuenta pública 2017, la última del pasado Gobierno.

Al respecto, con relación a la observación SI/134/2018/001DAÑ, el Orfis encontró que el municipio recibió recursos de participaciones federales "las cuales no se tienen evidencia de su destino y aplicación", por un monto de 38 millones 234 mil 623 pesos con 37 centavos.

Igualmente, encontró un desfalco de 11 millones 723 mil 585 pesos en la observación SI/134/2018/002DAÑ, con referencia a la recaudación por concepto de Ingresos Fiscales, que de la misma manera no existe evidencia de su destino y aplicación, ello correspondiente al ejercicio de Raúl Hermida Salto, del PAN.

En la observación SI/134/2018/003DAÑ, se detalla que de los recursos federales de Caminos y Puentes Federales (CAPUFE) no hay evidencia del destino y uso de 8 millones 896 mil 211 pesos con 73 centavos.

La denuncia ante las autoridades de procuración de justicia contempla un monto de 1 millón 837 mil 962 pesos, observados en la auditoría SI/134/2018/004DAÑ de recursos federales de Hidrocarburos.

En detalle, de acuerdo con el último reporte del Orfis, del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FISMDF), la administración de Mass Michell no solventó el uso y destino de 28 millones 906 mil 602 pesos.

Asimismo, no hay evidencia del uso de 31 millones 466 mil 740 pesos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FORTAMUNDF).

En conjunto, el desfalco a las arcas municipales, estatales y federales ascienden a 121 millones 245 mil 943 pesos con 93 centavos, el más alto de los Ayuntamientos veracruzanos durante esos ejercicios.

Apenas este fin de semana, el secretario de gobierno en Veracruz, Eric Cisneros, aseveró que el Ejecutivo del Estado "no quiere delincuentes en ningún partido político", por ello se ejecutarán detenciones de alcaldes y Regidores, a quienes ligó al crimen organizado.