Las autoridades noruegas anunciaron este jueves que suspenden el uso de la vacuna de AstraZeneca contra la covid-19, después de que Dinamarca hiciera lo mismo al registrar graves casos de trombos en personas que la habían recibido.

 

La Dirección General de Sanidad danesa había comunicado horas antes la suspensión por 14 días de la vacuna aplicando un principio de "precaución", al haberse producido también un muerto, aunque todavía no se ha podido demostrar una relación directa.

 

"Vamos a esperar a ver si hay alguna conexión entre la vacuna y esos casos de trombos", dijo hoy en rueda de prensa el director de infecciones del Instituto de Salud Pública (FHI) noruego, Geir Bukholm.

 

Noruega, que forma parte del Espacio Económico Europeo pero no de la Unión Europea, no ha registrado casos de trombos en personas que han recibido esa medicación, pero ha decidido paralizar su uso hasta que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) estudie los informes sobre problemas de coagulación diagnosticados en varios países.

 

La EMA había asegurado ayer en un análisis preliminar que no creía que hubiera un problema específico con un lote de AstraZeneca retirado el domingo por Austria como medida de precaución, tras la muerte de una persona diagnosticada con trombosis múltiple y la enfermedad de otra coincidiendo con su vacunación.

 

Estonia, Lituania, Letonia y Luxemburgo también suspendieron la inmunización con las dosis de ese lote en concreto, que fue recibido por 17 países de la Unión Europea, incluidos España, Polonia, Malta, Francia y Grecia, según la EMA.

 

A diferencia de sus vecinas Noruega y Dinamarca, Suecia ha rechazado sin embargo detener de forma temporal el uso de esa vacuna.

 

Países Bajos detecta caso de trombosis en persona vacunada con dosis de AstraZeneca

 

Las autoridades de Holanda registraron este jueves un caso de trombosis diagnosticada tras una inyección con la vacuna de AstraZeneca, pero no se trata de un caso grave que haya requerido hospitalización, mientras su laboratorio en Países Bajos enfatizó que es la Agencia Europea del Medicamento (EMA) quien decide sobre el uso de vacunas.

 

El centro que registra los efectos secundarios de las vacunas, Lareb, recibió la mañana de este jueves un informe sobre una sospecha de trombosis después de una inyección con una vacuna contra la covid-19 de AstraZeneca, aunque subrayó que no se trata de un incidente grave, ni requiere de hospitalización.

 

Lareb dijo que investigará en profundidad este caso, después de que Dinamarca suspendiera hoy durante 14 días el uso de la vacuna de AstraZeneca tras registrar "graves casos de trombos" en personas que la habían recibido, uno de los casos está relacionado con una muerte, aunque resaltó que todavía no se puede concluir que haya una relación directa entre la vacuna y los trombos.

 

Esta decisión de Dinamarca llega menos de un día después de que la EMA haya asegurado que, tras un análisis preliminar, no cree que "haya un problema específico" con un lote de AstraZeneca retirado por Austria como medida de precaución tras la muerte de una persona diagnosticada con trombosis múltiple -formación de coágulos sanguíneos- y la enfermedad de otra coincidiendo con su vacunación.

 

El Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Pública de Países Bajos están estudiando la información que llega de Dinamarca, antes de tomar cualquier decisión sobre la suspensión o continuidad del uso de esta vacuna.

 

AstraZeneca Países Bajos dijo hoy a la televisión neerlandesa NOS que está en estrecho contacto con la EMA, con sede en Ámsterdam, y recordó que es este regulador europeo quien decide sobre las consecuencias prácticas de los problemas reportados de coagulación en personas vacunadas.

 

"No nos corresponde a nosotros decidir o asesorar sobre el uso de vacunas, para eso están las autoridades sanitarias", subrayó AstraZeneca Países Bajos.

 

La EMA aseguró ayer que "actualmente, no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones, que no se enumeran como efectos secundarios con esta vacuna", ni fueron detectados casos similares en los ensayos clínicos llevados a cabo por el laboratorio, por lo que considera poco probable un defecto de calidad, aunque "está investigando la calidad" de ese lote concreto, el ABV5300.

El comité de seguridad (PRAC) de la EMA está revisando los casos notificados de afecciones y todos los casos de eventos tromboembólicos y afecciones relacionadas con coágulos de sangre que hayan sido notificados por pacientes coincidiendo con los días posteriores a la vacunación.