En el bienio de Yunes, Morena señaló que mediante un fiscal a modo se ejecutaron órdenes de aprehensión en atención a los tiempos políticos. Ahora, el PRD acusa al gobierno de Cuitláhuac García de usar al órgano autónomo, a cargo de Verónica Giadáns, como un brazo ejecutor para intimidar a la oposición.

El sábado 13 de marzo policías ministeriales detuvieron a Rogelio Franco Castán, secretario de gobierno en el gobierno del PAN (2016-2018). La orden de aprehensión estaba vinculada a violencia familiar, pero el perredista portaba un amparo que limitaba su intervención. 

En cambio, policías ministeriales lo presentaron ante el MP por el delito de ultrajes a la autoridad, por presuntamente haberse resistido al arresto, y agredir a los elementos que lo intervinieron, boletinó la Fiscalía General del Estado (FGE). 

Apenas el seis de marzo, el secretario de gobierno Eric Cisneros Burgos amagó con la detención de actores políticos en funciones por supuestos vínculos con el crimen organizado. Su mención iba dirigida a alcaldes y exalcaldes. No obstante, la oposición lo calificó como una amenaza

El líder estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Sergio Cadena Martínez acusó al gobierno estatal de Morena de tener un plan para eliminar actores políticos de oposición.

“Para combatir que acaben con los derechos humanos, ya basta de un Gobierno represor, lo hemos dicho públicamente: el temor es tan grande que han eliminado o están eliminando con un gran plan a actores políticos importantes”, denunció en conferencia de prensa acompañado del líder del PRI, Marlon Ramírez Marín y del PAN, Joaquín Guzmán Avilés

Yunes persiguió a la oposición, siempre en época electoral

Desde la toma de protesta del exgobernador panista Miguel Ángel Yunes el tema de la recuperación de recursos públicos y las denuncias penales contra duartistas, fueron criticados por la oposición (entonces Morena) como una campaña para ganar adeptos a favor de la coalición PAN-PRD

Previo a su toma de protesta, Yunes anunció que daría a conocer información que haría “cimbrar” a los veracruzanos. En su discurso el uno de diciembre de 2018, en la sede del poder legislativo, contó que había perseguido a exduartistas que le regresaron bienes que, presuntamente, se compraron con recursos públicos.

Cada que se acercaba un proceso electoral se sacaba a relucir órdenes de aprehensión o temas vinculados a la mala administración del PRI, que luego se cayeron en tribunales.

Personajes políticos como el exsecretario de Gobierno, Arturo Bermúdez Zurita y el exfiscal, Luis Ángel Bravo Contreras, acusados de desaparición forzada; o el exsecretario de Gobierno, Flavino Ríos y extitular de Finanzas y Planeación, Mauricio Audirac tuvieron una corta estancia en la cárcel, acusados de diversos delitos. Incluso, se pidió la extradición de Karime Macías de Duarte, quien a la fecha vive en Reino Unido.

Las detenciones en 2017, cuando se renovaron las alcaldías

Yunes Linares rindió protesta el 1 de diciembre del 2016, para febrero del 2017, año de elecciones municipales, se empezaron a girar órdenes de aprehensión contra duartistas.

El primer funcionario encarcelado fue Arturo Bermúdez Zurita, secretario de Seguridad Pública (8 de febrero). A él se le acusó de tráfico de influencias y abuso de autoridad, se presentó a una audiencia y ministeriales lo detuvieron en el juzgado ubicado en las inmediaciones del penal de Pacho Viejo, en el municipio de Coatepec.

Después se le inició una carpeta de investigación por el delito de desaparición forzada, sin embargo, recuperó su libertad el cinco de diciembre del 2018 y ahora enfrenta ese juicio desde casa. 

Para el mes de abril del 2017, a dos meses de la elección municipal, el gobierno federal anunció la detención del exgobernador Javier Duarte de Ochoa en Guatemala. Su extradición se concretó hasta el mes de julio de ese mismo año, sin embargo, los actores políticos consideraron que el tema era una estrategia, previo a la jornada comicial del 04 de junio.

El propio Yunes Linares presumió en espectaculares la detención de su antecesor, como un logro de su administración.

El 12 de marzo, Flavino Ríos Alvarado, exsecretario de gobierno fue detenido por tráfico de influencias y abuso de autoridad. Se le acusó de ayudar a escapar a Javier Duarte, cuando asumió la responsabilidad de gobernador interino en Veracruz, luego de que se validó la licencia del expriista.

Fue trasladado al penal de Pacho Viejo en Coatepec tras ser detenido en su domicilio en el fraccionamiento las Ánimas; unos meses después -en mayo- pagó una fianza y logró que un juez variara su medida cautelar a prisión domiciliaria.
    
El 29 mayo, unos días antes de la jornada en la que el PAN y PRD ganaron 109 alcaldías, se anunció que se había girado una orden de aprensión contra Mauricio Audirac Murillo, titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) en el periodo de Javier Duarte.

Se le detuvo en la ciudad de Puebla, por el delito de coalición de servidores públicos, el 3 de diciembre del 2018 salió de la cárcel, y el 28 de marzo del 2019, fue exonerado del delito que se le imputaba.

En todos los casos, los exfuncionarios públicos lograron un amparo federal que de entrada les permitió salir del Penal de Pacho Viejo, y luego ser exonerados de las imputaciones del exfiscal del Estado.

En 2018, se persiguió a Karime Macías en Reino Unido  

En marzo del 2018 se incautó el rancho La Cartuja, ubicado en el municipio de Naolinco, con un valor de 100 millones de pesos. El bien era propiedad de Arturo Bermúdez Zurita.

El 29 de mayo, a unos días de la elección -en la que el PAN perdió- el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares anunció que había localizado a Karime Macías de Duarte, quien vivía en una lujosa mansión en Wilbraham Place, en Belgrave, un barrio exclusivo de Londres.

El gobernador Miguel Ángel Yunes usó dinero público para pagar los gastos de la persona que investigó y dio con el paradero de la esposa de Javier Duarte, así quedó de manifiesto en la revisión de la cuenta pública del 2018.

Cuitláhuac “copia” modus operandi

Desde el 2020 se ha dado la detención de actores políticos de oposición, tal fue el caso de la síndica de Actopan, Yazmín Palmeros, acusada de corrupción; o el exdiputado local Erik Aguilar, le imputaron ejercicio indebido del servicio público y resistencia de particulares. Ambos opositores están detenidos en el penal de Pacho Viejo.

Este 13 de marzo se dio la detención de Rogelio Franco quien fue vinculado a proceso por ultrajes a la autoridad, a pesar de que el delito no es grave y podría llevarlo en libertad.

La versión de la Fiscalía General del Estado fue que la detención se dio en cumplimiento al proceso UIPJ-1/DXI/FE2/522/2021 del índice de la Fiscalía Especializada en la Investigación de Delitos de Violencia Contra la Familia. 

El funcionario en el bienio Yunista contaba con un amparo (174/2021), lo que limitaba a los policías ministeriales a detenerlo y presentarlo ante el MP. Sin embargo, al perredista se le imputó el delito de ultraje a la autoridad, por lo que se le inició un nuevo proceso penal, por el que quedó en prisión preventiva como medida cautelar.