En conferencia 'mañanera' del presidente Andrés Manuel López Obrador este jueves 18 de marzo, desde Palacio Nacional se cuestionaron temas relacionados con la entidad veracruzana, incluído el proyecto del Tren Ligero en Xalapa.

 

Desde diciembre del 2020, el tema ya había sido mencionado por el mandatario;  indicó que es un proyecto que hace falta, y mencionó los problemas vehiculares que presenta la capital veracruzana.

 

 Dicho tren pretende trazar una ruta entre Banderilla y el Velódromo de Xalapa, en su primera etapa.

 

"Hay problemas de congestionamiento, de tráfico en las calles, en una ocasión hasta se llegó a proponer la construcción de un segundo piso por los problemas viales." Sentenció López Obrador desde diciembre del 2020.

 

En conferencia de esta mañana que ya en consulta con la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) el proyecto estaría realizado para antes del 2025.


"... está muy entusiasmado (Cuitláhuac García Jiménez)... se consultará a expertos de SCT para concluirlo antes de 2025 porque no se quieren dejar obras inconclusas”. Reveló Obrador.

 

Hoy, a tres meses, y tras reunión con el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, el gobierno federal continúa en apoyo del Tren Ligero, pero ya con una proyección a 4 años.



¿Cómo se platea será el Tren Ligero?

 

Para remediar el problema de movilidad en Xalapa, en 2019 se planteó retomar el proyecto de un tren ligero, que en el pasado ofreció el exalcalde Américo Zúñiga Martínez.

 

A diferencia de lo proyectado por el priista, García Jiménez prometía una opción de transporte para los municipios de Xalapa, Banderilla, Coatepec y Rafael Lucio; y con impacto indirecto: Jilotepec, Emiliano Zapata, Xico y Tlalnelhuayocan. La primera etapa buscaba activar la vía de ferrocarril de Banderilla a la capital del Estado.


 
En agosto del 2019, el gobernador publicó en sus redes sociales un video en el que anunció la construcción del tren ligero. Proyecto que, dijo, llevaría al menos cinco años consolidar. 

 

Pasaron cinco meses (28 de febrero del 2020), y dio la instalación del Comité Técnico Consultivo del Tren Ligero Metropolitano de la Región Capital, en coordinación con la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF).

 

En coordinación con la SCT, el Comité planearía, implementaría y ejecutaría la construcción y operación del transporte de servicio intermunicipal, para lo cual se realizó un estudio técnico del proyecto desde la intersección del tramo carretero Xalapa-Misantla hasta Circuito Presidentes y bulevar de salida a Coatepec.

 

En la revisión se analizó la factibilidad de las áreas donde serían construidas las estaciones. En una primera etapa, el tren ligero tendría una extensión de 17.32 kilómetros, desde el municipio de Banderilla hasta la zona del Velódromo, en Xalapa

 

A propósito, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) organizó un concurso para que alumnos de la carrera de Arquitectura presentaran un proyecto para resolver problemas de movilidad en el cruce de la zona de la Universidad Veracruzana (UV); el 20 de marzo se premió a estudiantes de la Universidad Anáhuac, quienes presentaron la opción de intervención urbano-arquitectónica.

 

En La Mañanera del tres de diciembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador, fue cuestionado sobre la factibilidad del proyecto, mencionó que no tenía conocimiento, pero de ser viable -anunció- se apoyaría con fondos federales.

 

"Es probable que lo esté impulsando gobierno del Estado, pero seguramente Cuitláhuac va a informarnos y en todo lo que podamos nosotros ayudar lo vamos a hacer", ofreció.

 

Después de algunos meses del respaldo presidencial, este 10 de marzo, García Jiménez reconoció que sus planes se retrasarán debido a que los recursos para el proyecto ejecutivo (150 millones de pesos) se destinarán para atender la emergencia sanitaria generada por el covid.
 
No obstante, aseguró que se analiza la posibilidad de concesionarlo al sector empresarial, a través de una Asociación Público-Privada (APP), que permitiría a los empresarios dar el recurso necesario y después cobrar parte de los ingresos por el uso del nuevo transporte.