Tras la finalización de la jornada de vacunación para personas mayores en la ciudad de Veracruz, la continuidad en Xalapa y la próxima aplicación en Boca del Río, puede extenderse la creencia que ya todo volvió a la normalidad y las personas pueden relajar las medidas sanitarias.

Sin embargo, tras la recepción de la dosis de la vacuna anticovid, aún existen varias consideraciones que se deben tomar, para lograr que la pandemia baje su ritmo y eventualmente pueda declararse por terminada.

Inmediatamente de ser vacunadas, las personas deben esperar al menos media hora en el módulo de vacunación, con tal de observar si presentan reacciones secundarias inmediatas, y luego de eso, pueden retirarse a sus casas.

Sin importar la marca y procedencia de las vacunas que sean aplicadas, las personas deben esperar entre 2 semanas y un mes para que tenga cierta protección contra el virus SARS CoV-2, pero solo generará inmunidad con la segunda dosis, la cual se administrará en la siguiente etapa.

Durante las semanas de espera entra las dosis, las personas vacunadas no deben confiarse, es por eso que hay que seguir las siguientes recomendaciones:

1.- Continuar con el uso de cubrebocas. Debido a que el virus que provoca la covid-19 se transmite principalmente por el aire, es importante seguir usando cubrebocas y en su caso una careta, como protección.

Es importante aclarar que usar únicamente caretas plásticas no protege contra la transmisión del virus en el aire.

De acuerdo con estudios internacionales, las personas vacunadas o inmunes aún pueden contraer la enfermedad y. sin presentar síntomas, pueden esparcir el virus a personas no inoculadas y causar contagios.

2.- Evitar aglomeraciones. Debido a que la vacuna tarda varios días en generar la inmunidad en el cuerpo, es importante aplazar lo más posible todas las actividades en donde se reúnan personas.

Las aglomeraciones han sido la causa de gran parte de los picos de contagios, como se observó luego de las fiestas decembrinas y de fin de año, cuando aumentaron los casos y muertes a causa de la covid, por lo que aún con la primera dosis, se debe esperar hasta se vacunen a más personas.

3.- Llevar una vida saludable. La vacuna no es la panacea a la pandemia, sin embargo, para evitar que un contagio de covid cause afectaciones en la salud de las personas vacunadas, es importante que retomen la actividad física y hábitos saludables, en la medida de lo posible.

Los familiares de adultos mayores deben ayudarlos a llevar una mejor alimentación, abandonar hábitos nocivos y animarlos a realizar ejercicios físicos de baja intensidad, para que su organismo aumente sus niveles de defensas.

4.- Vigilar estado de salud. De acuerdo con los resultados tras las primeras vacunas, es poco probable que las personas tengan efectos secundarios severos, por lo que se debe mantener vigilancia en su salud y acudir al médico en caso de que lo requiera.

Asimismo, es prácticamente imposible que contraigan la covid-19 a causa de la inyección, por lo que en caso de presentar síntomas, es importante que se sigan todos los protocolos desde antes y después de la vacunación.

Luego de recibir la segunda dosis, también se debe esperar al menos un mes completo para que la vacuna genere el porcentaje de inmunidad correspondiente, y las medidas de salud se pueden relajar, siempre y cuando los semáforos epidemiológicos indiquen una reducción en contagios y muertes en la ciudad de residencia.