Veracruz, Ver.- Claudia Melissa fue incapaz de articular palabras cuando supo que el cuerpo de su pareja, José Manuel, fue encontrado en una fosa clandestina cerca del relleno sanitario de la localidad de El Tronconal, en la ciudad de Xalapa.

El tatuaje de un león en la mano le confirmó que el cuerpo pertenecía a José Manuel, un joven de 25 años dedicado a componer motocicletas en un taller mecánico ubicado sobre la calle Costa Rica, de la capital de estado de Veracruz.

De acuerdo con el reporte pericial, José Manuel fue asesinado casi inmediatamente después de ser privado de la libertad. Su cuerpo fue encontrado en estado de putrefacción y con signos de tortura.

A sus 25 años, José Manuel Morales Madrid planeaba estudiar una carrera universitaria y tener más hijos con Claudia Melissa, con quien se conocía desde hace nueve años. Su madre Adriana exigió que la FGE investigue el caso para que exista justicia.

La mañana de este miércoles 24 de marzo el cuerpo de José Manuel fue entregado a sus familiares, quienes lo velan en el que fuera su domicilio, en espera de enterrarlo mañana jueves.

Familia pagó rescate, pero no fue liberado 

El 13 de enero de 2021 el joven fue privado de la libertad en su lugar de trabajo por hombres armados y, desde entonces, su madre Verónica Adriana Madrid Hernández y su pareja sentimental Claudia Melissa, desconocían su paradero.

Aquella mañana, José Manuel Morales Madrid permaneció en casa acompañando a Claudia Melissa y a su hijo Armando Manuel, de ocho años. Cerca de las cuatro de la tarde recibió una llamada telefónica y posteriormente salió de su domicilio con rumbo al taller donde trabajaba.

En el taller de motos cerca de 10 hombres ya esperaban al joven, quien, de acuerdo con los primeros reportes policiales, fue privado de la libertad de manera violenta, debido a que en el lugar se encontraron casquillos percutidos.

A las 5:00 de la tarde, ya en manos de sus secuestradores, José Manuel se comunicó por última vez con Claudia Melissa, a quien le pidió tranquilizarse y le aseguró que se encontraba bien.

“Tranquila, estoy bien, ellos te van a llamar, nadie me hizo nada”, fueron las últimas palabras que Claudia escuchó de su pareja.

Sin especificar una cantidad, los presuntos delincuentes le dieron 24 horas a Claudia para pagar un rescate que debería llevar a la zona de Los Sauces sin que nadie la acompañara. Apenas logró juntar 30 mil pesos que entregó en una bolsa a una persona que, tras acercársele, le dijo su nombre.

La mujer, de 27 años, jamás volvió a tener comunicación con José Manuel ni con los secuestradores, a pesar de que le prometieron liberarlo cuando pagara el rescate. Tras el paso de los días, su última opción fue denunciar el secuestro a las autoridades.

De acuerdo con Claudia, se interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS), sin embargo, durante dos meses la única respuesta que recibió cuando preguntaba por los avances del caso fue “vamos a investigar”.

Cinco días antes de que el cuerpo del joven mecánico fuera hallado en una fosa clandestina, Claudia decidió pedir apoyo al Colectivo de Desaparecidos Por la Paz Xalapa, representado por Sara González.

Una fotografía, la confirmación de una muerte

La tarde del martes 16 de marzo, a 62 días del secuestro de José Manuel, Claudia se encontraba en su domicilio cuando se percató de una publicación en redes sociales que alertaba sobre el hallazgo de un cadáver en una casa en obra negra en El Tronconal.

En una de las fotografías de la publicación apareció una mano con el tatuaje de un león que la mujer identificó de inmediato. La garganta se le cerró mientras sus esperanzas de encontrar al padre de su hijo se derrumbaron, esa era la prueba que confirmó lo que más temía.

A pesar de que junto con el Colectivo Por La Paz Xalapa alertó a las autoridades sobre el hallazgo del cadáver, fue necesario esperar a que un juez otorgara un permiso para la exhumación, pues el cuerpo fue encontrado en un predio privado, en donde se presumió que podría haber más restos.

Para presionar a las autoridades a que exhumaran el cuerpo con prontitud, el colectivo realizó una manifestación en el lugar, ya para entonces acordonado y resguardado por elementos de Seguridad Pública.

La exhumación del cuerpo fue realizada por personal de la dirección de Servicios Periciales de Xalapa hasta el sábado 20 de marzo. Tras recuperarlo, lo trasladaron a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para realizar los estudios correspondientes.

En 2020, Veracruz registró 122 denuncias por secuestro

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Veracruz fue la entidad federativa con más carpetas de investigación por el delito de secuestro en 2020.

El estado de Veracruz registró 122 denuncias por privaciones ilegales de la libertad el año pasado. Los meses de enero, marzo y febrero presentaron el mayor número de caso, con 17, 16 y 15, respectivamente.

Aunque la incidencia significó una reducción superior al 50 por ciento en comparación con las carpetas de investigación abiertas por secuestro durante el 2019, Veracruz se ubicó en el segundo lugar nacional, solo superado por el Estado de México.