Hace un año ciudadanos en Xalapa afirmaban “de algo nos vamos a morir” mientras se amontonaban haciendo filas para comprar pescados y mariscos en el mercado Adolfo Ruiz Cortines, mejor conocido como “La Rotonda”, ante las compras por Semana Santa.

Ante las concentraciones de personas fue necesaria la intervención de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Guardia Nacional, por eso los propietarios de pescaderías se preparan para evitar una aglomeración este 2021, aunque sacrifiquen algunas ganancias.

Al respecto, el dueño de la bodega de pescados y mariscos “El Delfín”, Gerardo Alarcón, aseguró que se cerrará la calle Revolución por acuerdo con las autoridades, para que no pase lo mismo que el año pasado y aunque podrían recibir menos clientela insiste en que es un mal necesario para evitar contagios del virus.

“Lo que menos queremos es un descontrol como el que ocurrió, porque los clientes se espantaron con la llegada de policías hace un año. Por eso estamos organizados y el producto se pondrá en mesas afuera de los locales, para que sea de fácil acceso y la gente no tenga que amontonarse”, explicó.

Hace un año mercado de mariscos se abarrotó, ahora previenen multitud

Reconoció que las medidas contra la contingencia en general han reducido las ventas y lamentó que los ciudadanos no siempre cooperan para respetar la llamada “sana distancia, por eso es necesario ser más estrictos.

Añadió que, tras realizar reuniones de trabajo con autoridades del Ayuntamiento, pudieron organizar un operativo de Semana Santa para seguridad de la población que acude a comprar y para los propios trabajadores de los establecimientos.

El propietario dijo que ante las bajas ventas tuvo que reducir a su personal a 10 trabajadores, pero se espera contratar más especialmente para el jueves y viernes santo, que en esta ocasión corresponde a los días 1 y 2 de abril

Aseveró que los vendedores están haciendo un esfuerzo por no incrementar el precio del producto y afectar a los consumidores.

“Hace un año vinieron granaderos y la verdad la cosa se puso fea, no queremos que vuelva a pasar eso, queremos cuidarnos y cuidar a nuestros clientes ya con la experiencia de lo que pasó", reiteró.