Nogales, Ver.- A siete días de que terminara la jornada de vacunación contra el COVID-19 en el municipio de Nogales, el balneario de La Laguna lució abarrotado por habitantes y visitantes.

Las altas temperaturas que se han presentado a lo largo de semana y este mismo día, generaron que la gente se volcara en ese lugar para refrescarse con sus frías aguas.

 

 

Desde temprana hora, familias completas llegaron al balneario y disfrutaron de un día de campo.

Algunos llevaron bocadillos y comida, otros compraron ahí mismo antojitos y bebidas, lo que también benefició a los comerciantes locales.

A pesar de lo frío de las aguas, muchos aprovecharon para nadar, otros permanecieron solo a las orillas disfrutando del fresco del lugar o bien para ver a los peces y pasear en lancha.

 

 

Muchos ciudadanos no olvidaron mantener sus medidas preventivas en lo posible, pues aunque en algunos casos no se conservó la sana distancia, la mayoría mantuvo sus cubrebocas.

La Laguna de Nogales no fue el único espacio recreativo de la zona en donde este 28 de marzo se observó una gran afluencia, en otros espacios, como el balneario Ojo de Agua y el Paseo del Río, en Orizaba, también fueron concurridos.